Descenso del placer

¿Qué haría si tuviera que decidir entre el placer sexual o su salud?

 

Familia

HOY

Una sexualidad sana tiene muchos beneficios para la salud física y también para la salud emocional. Aumentar el deseo sexual y mejorar las relaciones de pareja no solo es una buena manera de tener una relación feliz, sino también de vivir más y mejor.Sin embargo, las relaciones de pareja pasan por etapas en las que el deseo sexual se reduce. Esto está relacionado con factores diversos, como son el estrés, la ansiedad, las preocupaciones (laborales, familiares, económicas, de salud, etc.) y el ritmo de vida.

Pero hay otra causa que al hablar del bajo deseo sexual se ha dejado a un lado, la administración de medicamentos, quizás en algún momento ha escuchado sobre esto, le contamos que es una realidad.
Según el urólogo y experto en Sexualidad, doctor Óscar Espino, hay quienes piensan que el efecto de los medicamentos en el deseo sexual es un mito, pero no es así esto está médicamente comprobado.

placer 3

Hormonas

“El deseo sexual está definido por los niveles en la sangre que causan la testosterona, dopamina y oxitocina que son los neurotrasmisores que permiten el deseo sexual”, afirma. Esto tiene que ver con la endocrinología de la sexualidad de la persona y cualquier cosa que afecte la producción de estas hormonas afectará el deseo sexual.

No sorprende encontrar a una persona que comente que después que empezó a tomar un antidepresivo, de igual manera comenzó a tener problemas con su deseo sexual.

“Existen neurotransmisores antisexo que son la prolactina y cerotonina, cualquier medicamento que altere la producción de estas hormonas, dará como resultado un nivel totalmente bajo de la libido”, aclara Espino.

Muchos de estos remedios, en el caso de la mujer, bajan la libido y reducen el orgasmo, mientras que en el hombre provocan disfunción eréctil, eso es contradictorio con quienes sufren de disfunción eréctil y requieren de un medicamento para bajar la angustia que le provoca el encuentro sexual y le genera el fracaso en la erección.

Compuestos

De acuerdo con el internista, Neri Olivas, hay medicamentos que están compuestos por sustancias que alteran las hormonas.

“Los antialérgicos como la loratadina, difenhidramina, entre otros son unos de los que encabezan la lista de los medicamentos que alteran la libido”, explica Olivas.

Hay muchas similitudes entre hombres y mujeres en términos de deseo; contrariamente a la creencia popular, así la ingesta de medicamentos pueden afectar la libido en ambos sexos.
Olivas añade que no importa qué edad tenga el paciente, cuando se toman este tipo de medicamentos hará el mismo efecto negativo sexualmente hablando.

“De cierto modo lo único que varía en los efectos de los medicamentos en el organismo son las dosis”, aclara.

No solamente este tipo de medicamentos afectan el deseo sexual los anticonceptivos son otros de los que causan efectos secundarios en la función hormonal.

Por ejemplo, disminuye la lubricación vaginal y eso hace que los coitos puedan ser dolorosos y, por lo tanto, no apetecer demasiado. También producen cambios de humor y lógicamente esos momentos no son los más adecuados para el sexo.

“La llave de la sexualidad está en el deseo y si el nivel de ese deseo está bajo no habrá de ninguna manera vida íntima”, finaliza el urólogo.

 

 

 

 

...

Notas Relacionadas