El último adiós a vigilante

Por 20 años esta mujer cuidó de los comerciantes

vigilante
Los hijos de esta reconocida vigilante del mercado les agradecieron a los comerciantes el apoyo recibido. Roberto Fonseca

HOY

Ana del Carmen Orellano Acosta llevaba casi toda una vida dentro del mercado, muchos recuerdan que comenzó vendiendo café.

Los primeros 10 años dentro del mercado fueron suficientes para que notara la necesidad de sus colegas vendedores por tener a alguien de confianza cuidando de sus negocios.

Cuando tomó la decisión de quedarse por las noches en el mercado, el resto de comerciantes la apoyaron y admiraron su valor.

“Fue una mujer activa, esforzada y cuidadora. Ahora se rumora que se fue el ojo que mejor cuidaba de los tramos”, expresa María del Carmen Espinoza, comerciante.

En su tramo

vigi
Comerciantes de todos los sectores del mercado se mostraron afectados por la partida inesperada de esta gran mujer. Roberto Fonseca

La noticia de su muerte se regó como pólvora dentro del mercado y los comerciantes se sintieron impactados por la noticia, pues tan solo dos días antes se habían enterado de una operación que le realizaron.

Los vendedores les pidieron a los cuatro hijos de Ana del Carmen que la velaran en su tramo, pues querían despedirla en el lugar que ella consideraba su casa.

Eiser Gutiérrez Orellano, hijo mayor de “la vigilante”, como era conocida, expresó a este medio el agradecimiento que sentía por el apoyo recibido de todos los comerciantes, que se movilizaron para realizar su vela dentro del mercado.

...

Notas Relacionadas