Calaches con valor

Sáquele provecho a todo ese material que tiene arrinconado en su casa y que ya no utiliza

Central Metals clasifica los “calaches” por el tipo de material, garantizando una pesa exacta. HOY/Foto: Maynor Valenzuela

HOY
“Chatarra, saque su chatarra que aquí se la compramos”, así se anuncian muchas de las personas que ven la compra o venta de este material —“inservible”— como un ingreso para poder subsistir junto a su familia.

Reynaldo Estrada, desde hace más de 10 años se ha dedicado a andar por los barrios cercanos al mercado Mayoreo, comprando chatarra para posteriormente venderla a los intermediarios de empresas de reciclajes mayoristas internacionales.

“A veces las personas tienen en los patios de sus casas electrodomésticos, baterías viejas, hierro, etc., y no se dan cuenta que venderlas es una forma de obtener ingresos extras en caso de que tengan algo fijo”, comenta Estrada.

Nohemí Blandón, contadora en Central Metals, empresa intermediaria, manifiesta que ellos compran materiales como hierro, latas de bebidas, aluminio, cobre, acero, plomo, entre otros, a precio de libra.

Captura
Todo el material que llega a las recicladoras es exportado a empresas internacionales. HOY/Foto: Maynor Valenzuela

Proceso
Blandón refiere que los trabajadores de la recicladora ayudan a bajar todo el material que llevan los clientes y posteriormente lo clasifican, en caso que vaya revuelto. El paso final es pesarlo por individual, por ejemplo, si lleva aluminio y cobre, se le da los precios de ambos y se cobra cada cosa por aparte.

“Nosotros apartamos todo lo que no vayamos a ocupar, eso no va dentro de la pesa, siempre tratamos de darle un precio justo a los clientes, pero a veces no solo depende de nosotros”.
Según lo que señala la encargada, los precios de compras varían cada semana, decisión que toman las empresas internacionales.

“Nosotros tratamos de estar siempre en contacto con nuestros clientes para poder darles los precios, de esta manera las personas de casa o los compradores ambulantes no pierden”, añade Blandón.

Enrique Gutiérrez, quien trabaja como jardinero, aduce que aunque a veces el material lo compren muy barato, es mejor venderlo a tenerlo de “adorno” en la casa.

“Si las personas tienen algo que ya no les sirve, deberían pensar en venderlo a estas empresas recicladoras, ya 50 córdobas que le saqués, es un dinero que te puede sacar de apuro”, aconseja Gutiérrez.

 

 

...

Notas Relacionadas