¿Quién tiene la culpa del nuevo incendio en el mercado?

Siete millones de córdobas en pérdida deja el siniestro que ocurrió el pasado domingo

HOY

La tranquilidad de los comerciantes nuevamente fue interrumpida, otro incendio arrasó con la mercadería de cinco tramos de este centro de compras.

La noche del pasado domingo se movilizaron más de 200 bomberos, según Pedro Mayorquín, jefe de la Asociación Brigada Contra Incendios Mayorquín, para poder controlar el siniestro que se inició de La Caimana, una cuadra al lago.

Luego de más de tres horas, luchando por controlar las llamas, los dueños de los negocios afectados pudieron darse cuenta que todo lo que tenían estaba hecho cenizas.

“Me llamaron a las 6:00 de la tarde y cuando vine ya estaba casi consumido todo mi tramo y las llamas se habían regado a los negocios vecinos”, expresa Allan Rodríguez, uno de los comerciantes afectados por el incendio.

Tres de los cinco tramos quemados son los que presentan pérdidas totales y se habla de siete millones de córdobas hechos cenizas, según Jorge González, presidente de la Asociación de Comerciantes.

Cortocircuito

En las declaraciones preliminares, dadas por la Asociación de bomberos, se presume que el incendio se originó debido a un cortocircuito y las chispas de este cayeron sobre la carpa del negocio de Rodríguez.

incendio7

Los comerciantes afectados alegan que el cortocircuito se dio por las conexiones ilegales que hay dentro del mercado y que convierten al Oriental en una bomba de tiempo.

“Creo que lo que no entendemos los comerciantes es que las conexiones ilegales nos afectan a todos. Aquí estamos viendo las consecuencias”, añade Allan, quien aduce que sus pérdidas rondan los 70 mil dólares.

Sin agua

La mayor dificultad que enfrentaron los bomberos, fue la falta de agua en los hidrantes del mercado, lo que dieron media hora de ventaja al voraz incendio.

“Nosotros nos presentamos a eso de las 6:00 de la tarde, estábamos tratando de controlar el incendio que solo estaba en dos tramos, pero nos quedamos sin agua media hora y eso fue lo que provocó que se expandieran las llamas”, afirma Mayorquín.

El Dilema

Desde hace más de 10 años un grupo de comerciantes del mismo sector están exigiendo luz legal, pero Disnorte Dissur no les da respuesta.

“Nosotros queremos luz legal para evitar estos desastres, no es posible que las autoridades solo se presenten a echar la culpa a los comerciantes, si cuando los buscamos nos niegan el apoyo”, manifiesta Fidel Sánchez, quien representa a un grupo de 40 comerciantes que exigen tener luz de manera legal.

El dilema no es si estos comerciantes merecen o no tener luz en sus negocios, si no el plan que quieren llevar a cabo Disnorte Dissur junto con Commema.

“Quieren poner cinco postes de luz, casi pegados en las aceras de nuestros negocios, pero no están claros que eso es un riesgo para nosotros a la hora de un desastre. Vivimos en zozobra”, detalla José Ángel Valdivia, comerciante.

incendio31

El enojo de los vendedores de la zona de los electrodomésticos fue notorio cuando la mañana de ayer, se presentó Jorge González, presidente de la Asociación de Comerciantes, para exponer que el problema de los incendios se da porque los comerciantes no permiten la colocación de los postes de luz.

“Ahora se quieren aprovechar de que se dio el desastre para echarle la culpa a los que ven como los tontos, porque ellos quieren hacer conexiones baratas que no van a resolver el problema de los que necesitan su luz legal”, expresa Valdivia.

¿Quién tiene la culpa del incendio? para el grupo de comerciantes, que piden luz legal y el grupo que no quiere postes de luz en las aceras de sus negocios, la culpa la tiene Disnorte Dissur, por no responsabilizarse en llevar un control de la legalidad de las conexiones dentro del mercado.

El obstáculo

Según Carlos Morales, jefe de Mercados Especiales, Disnorte Dissur, para llevar conexiones legales a los comerciantes, no hay el acceso necesario por las condiciones del desorden que presenta el mercado.

Las conexiones ilegales, afirman, se realizan por las noches y para eso tendrían que “agarrar infraganti” a los que de manera ilegal utilizan energía y que muchas veces cuentan con la ayuda de los vigilantes de la zona.

El proyecto prometido a los comerciantes, que piden ser legalizados, afirma Morales que está suspendido porque están rediseñándolo, para presentar una mejor propuesta.

...

Notas Relacionadas