Silma Quintanilla una bailarina apasionada por la danza árabe

Silma Quintanilla divide su tiempo entre el baile y la Sicología

Modelo2

Linda Rojas Briceño
HOY

La coordinación entre el ritmo de la música, sus caderas y la disciplina, hacen de Silma Quintanilla una beldad de la danza árabe en Nicaragua. Muchos dirán que su cara es conocida, pues sí, ella fue la bailarina que se robó los aplausos y miradas en el Carnaval Alegría por la Vida 2016.

Su nombre completo es Silma Mariela Pérez Quintanilla, pero en el mundo artístico es más conocida como “Silma Quintanilla”, quien asegura ser una mujer perseverante, dedicada y digna representante de la belleza pinolera.

Durante cuatro años consecutivos ha participado en uno de los eventos más coloridos y llenos de algarabía de Nicaragua. Este año lo hizo en conjunto con el grupo de baile Hadía Danza Árabe, conformado por otras talentosas jóvenes que donde quiera que vayan se toman el escenario.

“Los aplausos del público ese día eran sorprendentes, la verdad tenía otra expectativa, duré mucho tiempo montando la coreografía y la coordinación con el grupo que tuve este año. Fue sensacional y emocionante”, refiere la hermosa joven de 29 años.

Carrera

Confiesa que desde pequeña se enamoró de los movimientos de caderas. En el colegio era una de las niñas que más participaba en las presentaciones culturales. Pero fue hasta que cumplió 19 años que decidió recibir clases en la Academia Nicaragüense de la Danza.

Modelo3

Desde ese entonces ha logrado buena aceptación en los diferentes escenarios nacionales e internacionales. “Mi familia ha sido el pilar fundamental en mi carrera como bailarina de la danza del vientre y mis maestros tanto nicaragüenses como extranjeros me ayudaron muchísimo más porque empecé a bailar sola”, relata Quintanilla.

Desde que iniciaron sus clases de baile se interesó en conocer más de la cultura del Medio Oriente y según sus investigaciones el baile y la vestimenta deben de estar acorde con la música y eso dependerá del país de donde provienen los distintos ritmos.

Actualmente, cursa el último año de Sicología en la Universidad Centroamericana (UCA). “Siempre he estado interesada en ayudar al ser humano, esta carrera te ayuda a aceptarte como eres y sobre todo fomenta la superación personal”, opina la beldad, quien hace unos años trabajó como maestra en algunas academias de baile entre ellas la Academia Ilusiones.

Recuerda que muchos se burlaban de ella por su figura y ahora dice sonriente: “Eso me ayudó a hacer lo que siempre quise, bailar”, y también opina que no hay ningún impedimento para bailar este tipo de danza.

Modelo

Esta bella bailarina comenta que le gustan mucho las artes manuales. Silma diseña su vestimenta en conjunto con su vestuarista Lilliana Rivas. Visita uno de los populosos centros de compras, el Mercado Oriental, y ahí escoge a su gusto las diferentes cosas para trabajar en sus aretes y pulseras que utiliza en sus presentaciones de baile.

“Amo decorar, es como ponerle el ritmo a mis vestidos y sobre todo me fascina hacerlo con llamativos colores y diseños únicos”.

Mensaje y gustos

“Todos debemos de querernos y aceptarnos como somos, si no nos valoramos nosotras, nadie lo hará. A todas esas mujeres bellas de Nicaragua no se dejen llevar por el mensaje que constantemente se ve en la televisión, no es necesario ser delgada para ser bonita y lograr nuestros sueños”, expresa la bailarina y agrega que hay que estar consciente de las habilidades y destrezas que Dios brinda a cada uno y de ello sacar provecho.

Ella no es amante a los deportes, pero sí le encanta caminar. “Yo he sido muy mala a los deportes, confieso que si camino bastante con mis amigas es porque me relajo de esa manera”.

Añade que le gusta ver muchas películas de ciencia ficción e indica que no le llaman la atención las películas románticas. “Yo no soy muy afectiva, no sé si es un defecto, pero no me gustan mucho las películas de amor”, afirma.

En escenario

Una de las mejores invitaciones que ha tenido al escenario, fue en el año 2014, cuando la convocaron para bailar en Panamá en el mismo escenario en el que lo haría una de las mejores bailarinas de danza árabe del mundo: Jilina, bailarina estadounidense.

Modelo7

“Fue muy emocionante porque yo bailé antes de la famosa y mi sorpresa fue cuando todo el teatro donde estábamos me aplaudió y se pusieron de pie. Jilina me felicitó cuando salí del escenario y me dijo que había hecho un buen trabajo, que tenía un repertorio estupendo, por cierto me preguntó que si era egipcia (ríe), le dije que era ciento por ciento nicaragüense”, revela Quintanilla.

Este año fue seleccionada para estar otra vez en Panamá durante tres días en una Gala Show a inicios de junio. Ahí también estarán reconocidas bailarinas de danza árabe de Centroamérica, Venezuela y de países del Medio Oriente.

Créditos
Fotografías: Mario Mairena Martínez
Vestuario: Liliana Rivas

Galerías de fotos:

...

Notas Relacionadas