Juez “premia” con nueve meses de cárcel a pistoleros que lesionaron a niños

Madres de menores apelarán sentencia judicial

DSC04884
Las madres de los niños se presentaron a las instalaciones del Periódico HOY a denunciar el caso. HOY/Alejandro Flores

 

HOY

La niña de iniciales A.A.J.G., de 9 años (uno de los dos menores baleados el 15 de octubre de 2015 —cuando se encontraban jugando pelota en las afueras de su casa— en el barrio El Riguero, Managua) le preguntó a su mamá cuántos años de prisión le impusieron a los pistoleros.

Horiana María Gutiérrez Obando, progenitora de la niña, con pena, tristeza y dolor le contestó a su hija que les dieron nueve meses de cárcel a los pistoleros Jonathan José Suazo López y Francisco Antonio Calderón Escobar, quienes según la sentencia emitida por el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio, Carlos Silva Pedroza, cumplirán una pena de 9 meses de prisión, por lo que saldrán libres el próximo 19 de julio.

Gutiérrez, junto a la madre del otro niño baleado, se presentaron ayer al Periódico HOY a denunciar lo que para ellas es una burla, en cuanto a las penas impuestas a los reos.

Inconformes

Las madres de ambos niños baleados se mostraron inconformes por las penas impuestas y dijeron que no existen lesiones leves, a como las calificó el judicial en la sentencia.

“Mi hija tenía seis clavos en su piernita, le duele su fractura; eso no es una lesión leve. El pasado martes (19 de abril de 2016) el doctor (del Hospital La Mascota) me dijo que no son lesiones leves, son lesiones graves, profundas. Ambos niños estuvieron en Cuidados Intensivos, ya le quitaron los clavos a mi hija, ahora ella tiene como seis meses que no va a poder caminar, va a estar en silla de ruedas y no va a poder caminar”, expresó Gutiérrez.

La madre de la niña pidió más tiempo de cárcel para los pistoleros y dijo que estos por lo menos tienen que recibir ocho años de prisión.

“Mi niña estuvo en peligro de morirse igual que el niño. Es una gran burla lo que hizo el juez con la pena que les impuso a los acusados, es un delito grave”, señaló Gutiérrez.

Tienen temor

DSC04880
Los pistoleros que fueron sentenciados a 9 meses de prisión. HOY/Foto/cortesía madre de los niños.

Por su parte, Emelina Mercedes Guido Valdivia, madre del niño baleado de iniciales C.J.D.G., de 8 de años, dijo que tiene temor de que los sujetos que balearon a su hijo salgan pronto.

“Tenemos temor de que esos tipos van a salir (de la cárcel) el 19 de julio (de 2016), entonces nosotros pedimos justicia y creemos que es una arbitrariedad lo que dictaminó el juez”, se lamentó Guido.

Dijo que los niños van a pasar años con trauma y secuelas de las lesiones graves que recibieron y están en terapia y en Ortopedia.

Guido señaló que es insólita la pena que el juez Silva les impuso a los sujetos y por eso aseguró que van a apelar la sentencia.

“Estos niños están vivos por un milagro de Dios, pudimos ver la mano de Dios, estos niños se iban desangrando y en cuanto llegamos al Hospital La Mascota, les pusieron oxígeno, sangre y suero; ¿usted cree que si hubiesen sido lesiones leves, hubiese sido necesario que ellos estuvieran dos días en Cuidados Intensivos?; eso fue algo terrible lo que vivimos y ahora saber que solo nueve meses de sentencia (cárcel) les impusieron a los acusados”, expresó Guido.

Juez defiende su sentencia

El juez Carlos Silva en su sentencia argumenta por qué calificó el delito como lesiones leves y no como graves.

Indica que en la acusación de la Fiscalía, no se dijo que las lesiones habían puesto en peligro la vida de las víctimas (niños), tal a como lo dijo el perito forense en juicio.

Silva plasmó en la sentencia, que tampoco en la acusación (fiscal) se dijo que las lesiones dejarían una incapacidad funcional total, de forma temporal (a los niños), a como lo dijo el perito (en juicio).

“Ni siquiera se hizo referencia que las víctimas tuvieron que ser intervenidas de urgencia, para restablecer su estado de salud, tal como dijo el perito”, indica la sentencia del juez.

Silva explica en la sentencia que también se omitió (por la Fiscalía) lo referido a las cicatrices que dejarían las lesiones.

“Más bien, de la simple lectura del contenido de la acusación (fiscal), queda en evidencia que no es posible calificarlos (los hechos) como lesiones graves, pues no se hizo referencia a ninguno de los elementos objetivos del tipo penal en cuestión”, indica el judicial en la sentencia.

pena baja
La menor de 9 años de edad fue dada de alta el pasado martes, cuando le quitaron los clavos. Los hechos ocurrieron el 15 de octubre de 2015, desde entonces la niña no camina. HOY/Maynor Valenzuela.

 

 

...

Notas Relacionadas