En Granada en un colegio orientan comprar solo en el bar del centro

Autoridades piden que eviten dañar la malla del centro

En las afueras del Colegio Berta Pacheco no permiten a vendedoras informales. HOY / Lucia Vargas

En las afueras del Colegio Berta Pacheco no permiten a vendedoras informales. HOY / Lucia Vargas
En las afueras del Colegio Berta Pacheco no permiten a vendedoras informales. HOY / Lucia Vargas

HOY/ Granada

Silvia Elena Hondoy desde hace unos cuatro años vende frutas y golosinas en las afueras del Colegio Berta Pacheco, ubicado en la Carretera Granada-Masaya.

Silvia Elena indicó que ella junto a otras mujeres se ganan la vida vendiendo en la calle, pero asegura que fueron avisadas que ahora es prohibido hacerlo.

Asegura que nunca les habían impedido su trabajo, sin embargo, asegura que Sandra Gutiérrez, directora del colegio, les ha hecho llamados de atención a los alumnos que compran afuera y hasta los amenazó con expulsarlos.

Indica que en el bar todo es más caro. “No me gusta la injusticia que están cometiendo con los niños de primaria porque hasta les botan las cosas que compran afuera”, dijo Hondoy.

Según ella, el dueño del bar es esposo de una pariente de Gutiérrez y es por eso que cree que hay preferencia.

Se buscó a la directora, pero dijeron que no estaba. Melvin Flores, subdirector del colegio, admitió que hay una orientación a los estudiantes de que compren exclusivamente en el bar porque el encargado le paga una mensualidad al colegio, mientras las señoras que venden en la calle no dejan ningún beneficio al centro, más bien han dañado la malla cuando introducen alimentos.

Flores negó que se haya corrido a las vendedoras y dijo que ellas pueden vender en la calle, pero que no pueden meter frutas a través de la malla porque para eso tienen un bar adentro. El funcionario también negó que el encargado del bar tenga parentesco con la directora y por eso haya privilegios para él.

...

Notas Relacionadas