Una pasada difícil en el Iván Montenegro

Canastos de algunos comerciantes obstaculizan el paso

 

HOY

A un paso de la aguja de la entrada al sector de los lácteos del Iván Montenegro, 10 marchantes eventuales tienen sus canastos sobre los andenes, por lo que los comerciantes fijos se quejan ya que afirman que ellos y sus clientes enfrentan problemas para transitar libremente por la zona.

“Cuando uno entra al mercado llega con las manos libres, el problema es cuando se va cargado, ahí es cuando uno no puede pasar porque todo está invadido de productos y canastos”, indica Sonia Bermúdez, vendedora de perecederos del sector de la bahía.

Una fuente de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema), del Iván Montenegro, comentó que ellos no pueden aplicar el reglamento del ordenamiento del mercado porque los comerciantes están fuera del área de su jurisdicción. La que puede hacer algo para liberar la calle es la Alcaldía de Managua.

Al otro lado

Los vendedores eventuales comentaron que ellos agradecen la buena voluntad del dueño del local que les permite colocar sus canastos en el sitio.

“Llevamos años en este lugar. Incluso antes que instalaran este negocio. La necesidad de trabajar es lo que nos tiene aquí”, comenta Karla Mairena, una de las comerciantes que tiene su venta sobre la acera.

Según los vendedores eventuales que se instalan a un lado de la aguja, ellos están velando por el bien del mercado.

“Más que estorbo, nosotros somos útiles, porque mantenemos limpio el sector de la entrada y estamos ‘ojo al Cristo’ viendo quién llega al mercado a robar y quién entra a comprar. Nosotros cuidamos los intereses de los comerciantes del mercado”, dice Luis Torres.

El pegón de la pasada se da entre las 6:00 y 7:30 de la mañana y entre las 11:00 y 1:00 de la tarde, horarios en que los que entran al mercado y los que usan la parada de buses pasan por ese sector. En ese momento, la gente pasa casi encima de los canastos, es entonces que los marchantes mueven sus productos para protegerlos.

“Nosotros comprendemos que esto es una área peatonal pública. Comprendemos pero, ¿qué podemos hacer? Necesitamos ganarnos nuestros centavitos”, dice Lucía Ortega, comerciante del sector.

 

“Yo he consultado si le incomoda a alguien nuestra presencia y nadie me ha dicho nada. Y si estorbáramos nosotros nos diéramos cuenta”.
Karla Mairena, Comerciante
Karla Mairena, Comerciante

 

“Todos tenemos derecho a ganarnos la vida. Y la gente que compra adentro es gracia a nosotros que atraemos a la clientela con nuestro producto”.
Luis Torres, Comerciante
Luis Torres, Comerciante

...

Notas Relacionadas