Un encuentro con el inconsciente

La hipnoterapia, una opción terapéutica para curar el alma

HOY

Hipnosis
FOTO: Thinsktock.photo.com

 

Más de una vez se ha visto, en la televisión o en vivo, espectáculos de “magias” en los que aparecen personas con “poderes sobrenaturales” o con la capacidad de hipnotizar a otros a través de un reloj o con el movimiento de las manos, mientras repiten ciertas frases, hasta tener el “control” de la mente e inducir a ese alguien a que realice ciertas acciones.

Este es el concepto de hipnosis que muchas personas recrean en su mente, o simplemente lo vinculan a “brujerías” lo cual no tiene nada que ver con la hipnoterapia, comparte Clara Nimia Cáceres, psicóloga clínica e hipnoterapeuta.

La especialista agrega que son estas falsas creencias lo que ha creado una cantidad de mitos en cuanto al tema y ha afectado el verdadero uso de la Hipnosis Clínica.

Cáceres define la Hipnosis como “un estado de ampliación de la conciencia, un estado natural del ser, un estado de profunda relajación que permite conectarse con el mundo interior del ser humano o su inconsciente”.

En otras palabras, la hipnosis como tal no es terapéutica, sino el estado en el cual se puede aplicar una terapia psicológica.

Durante el momento

La psicóloga aclara que toda hipnosis es una autohipnosis, puesto que el paciente debe estar totalmente de acuerdo y no pueden quedarse dormido.

“El paciente está consciente pero en un estado de relajación profunda (trance, hipnosis). Tiene conciencia de que está en el sitio donde se esté haciendo el proceso terapéutico, tiene control de quién es, del aquí y ahora, y técnicamente no se ha ido a ningún lado solo su atención a cambiado. Ahora su focalización está dirigida hacia su experiencia interna”, explica Cáceres, sobre el momento de la hipnosis.

Para que la persona logre entrar a ese estado, la especialista describe que primero se aplican pruebas de sugestionabilidad e identificación de canales de respuesta. Luego se continúa con la inducción y la profundización a través de la palabra y sugerencias de la relajación.

Efecto

De acuerdo con la experta, la hipnosis clínica tiene una amplia aplicación, entre las más documentadas destacan en control del dolor, los trastornos adictivos, (tabaco, alimentación); reestructuración cognitiva; trastornos psicosomáticos (asma, gastrointestinales, dermatológicos); estrés pos traumático, ansiedades con gran remisión en fobias e insomnio.

Según la especialista el trauma o traumas se manifiestan en forma de fobias, depresiones, miedos, complejos, estrés, disfunciones, etc.

Hipnosis1
FOTO: Thinsktock.photo.com

Si se aplican técnicas regresivas en estado de hipnosis el paciente puede acceder a las memorias traumáticas, revive el suceso, buscando los bloqueos emocionales para eliminar la negatividad y retomar la vida desde una nueva perspectiva. Es la manera como la hipnoterapia realmente sana el alma.

Por otro lado, Alberto Berríos, doctor en Psicología Clínica y de la Salud, considera que la hipnosis clínica es una de las tantas opciones terapéuticas en el área de la psiquiatría y psicología, la que no incurre en ningún tipo de riesgos o alteraciones, siempre y cuando lo realice una persona especializada, que haya tenido una formación específica en el tema.

El psicólogo comenta que esta terapia no es muy común, a pesar de que no se trata de nada nuevo, ya que la técnica fue usada por Sigmund Freud, considerado “Padre” del psicoanálisis, hace cientos de años.

En América Latina, los argentinos, chilenos y los mexicanos son quienes más ponen en práctica esta terapia, finaliza el doctor Berríos.

No es para cualquiera

La hipnoterapeuta Clara Nimia Cáceres recomienda la hipnoterapia a partir de los 12 años en adelante. No obstante pueden ser atendidos niños de menor edad, siempre que se hagan uso de los protocolos adecuados.

Las sesiones de hipnosis están contraindicadas en pacientes con cuadros psicóticos, ya que hay total desconexión de la realidad (esquizofrenia o similares) y en casos de epilepsia, porque podría suceder que en pleno trance hipnótico sobreviniera una crisis epiléptica a quien padece esta enfermedad.

No se puede hipnotizar a débiles mentales o de voluntad débil ni a personas con retraso mental, por tanto entre más inteligente es la persona entra más fácilmente en estado de trance.

Lo peor que puede pasar durante la hipnosis es que la persona se duerma y no se logre realizar la terapia.

Autorizada

En Nicaragua el uso de la hipnosis está avalada por la Ley No. 774 Ley de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales en Nicaragua y se define en la misma como: “Modalidad de tratamiento que utiliza el hipnotismo para influir en la parte mental del enfermo para acelerar su recuperación. Estas técnicas son muy efectivas cuando el estrés, la depresión y algunos tipos de fobias inciden en la salud del individuo”.

Fuente:

Clara Nimia Cáceres, psicóloga clínica e hipnoterapeuta. Contacto 89252843. Facebook: Mision Psicoactiva. Correo: claranimiach@yahoo.com
Alberto Berríos Ballesteros, médico y doctor en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Autónoma de Madrid. Contacto: 86935752 y 81875956. Correo: albertoinca@yahoo.es

 

 

...

Notas Relacionadas