Dos acusados por robo de camioneta en barrio Ducualí

Decretan prisión a dos sujetos

DSC04320
Los acusados Júnior Josué Solís Portan y el taxista Jairo Javier Beteta Núñez (izq.) enfrentarán la audiencia inicial el 19 de abril. HOY/Alejandro Flores

Alejandro Flores Valle

HOY

La situación legal se puso “color de hormiga” para un taxista y un joven, quienes ayer fueron acusados de cometer tres delitos relacionados con el asalto en el que supuestamente participaron en el sector de la Clínica Don Bosco, Managua, donde murió uno de los delincuentes al dispararse a sí mismo de manera accidental cuando huían.

La Fiscalía puntualizó en la acusación que Júnior Josué Solís, de 18 años y el taxista Jairo Javier Beteta Núñez, de 43 años, cometieron los delitos de robo agravado en perjuicio del doctor Francisco José Uriarte Wallace, de 53 años, Francis Uriarte Cruz, de 25 años (hija del doctor) y Domingo Marenco Alvarado, de 25 años (novio de Francis).

Los acusados también enfrentan el homicidio frustrado en perjuicio del doctor Uriarte y portación o tenencia ilegal de armas.

Los hechos

El pasado 5 de abril a eso de las 9:20 p.m., el ahora occiso Óscar Ned Davis Downs y los acusados Júnior Solís y el taxista Jairo Beteta, de común acuerdo a bordo de un taxi, color dorado, placas M 09704, conducido por Beteta, llegaron de la Clínica Don Bosco dos cuadras al oeste, barrio Ducualí, Managua, con el objetivo de despojar con intimidación (usando armas de fuego y cuchillo) a las víctimas Francis Uriarte y Domingo Marenco de una camioneta.

Según la Fiscalía, la función del taxista fue trasladar hasta —cerca— la casa de las víctimas, al ahora occiso Downs (quien portaba un arma calibre 9 milímetros, que era robada) y a Júnior, quien portaba un cuchillo.

El acusado Júnior le puso la pistola a Francis en el pecho y el ahora occiso Óscar Ned le colocó la pistola en la cabeza a Domingo, quienes estaban dentro de la camioneta. Ellos fueron despojados de sus celulares, dinero y documentos.

Francis gritó que los estaban asaltando y pidió auxilio, pero Júnior la metió a la vivienda por la fuerza; el padre de Francis, el doctor Francisco Uriarte, cuando vio que el sujeto iba huyendo lo agarró de la mano y no lo dejó ir; el ahora occiso Óscar Ned le dijo al padre de la joven que soltara a Júnior, porque si no, lo mataba, y ahí nomás le disparó en el abdomen al doctor.

Los dos sujetos huyeron y se subieron a la camioneta de la víctima. Downs conducía y a media cuadra (hacia el sur), se disparó de manera accidental y se estrelló contra una casa y después falleció por una herida en el abdomen que le laceró varios órganos vitales, según se lee en la acusación fiscal.

Prisión preventiva

El juez Sexto Distrito Penal de Audiencia, Jancarlos Fernández, admitió la acusación contra Júnior Josué Solís Portan y el taxista Jairo Javier Beteta Núñez, también les aplicó la prisión preventiva a ambos.

A petición del abogado defensor Julio César Palma, el judicial remitió a Júnior a Medicina Legal para conocer la edad biológica de este, debido a que la defensa señaló que el acusado es menor.

 

...

Notas Relacionadas