Cadena perpetua para músico que mató a su esposa

Músico noruego que asesinó a su esposa, una brillante pianista de la que estaba celoso, fue condenado a cadena perpetua.

musico asesino
Natalia Strelchenko, de 38 años, y John Martin, de 48. Fotografía tomada de www.telegraph.co.uk

HOY/ Agencias

La justicia británica condenó este lunes a cadena perpetua al músico noruego que asesinó a su mujer, una brillante pianista de la que estaba celoso profesionalmente.

John Martin, de 48 años, pasará en la cárcel por el asesinato de su mujer, “en un ataque brutal, prolongado y no provocado”, dijo la juez Laura Cox, que presidió el caso en un tribunal de Manchester, en el norte de Inglaterra. Martin estranguló y golpeó hasta la muerte a Natalia Strelchenko, de 38, tras una fuerte discusión en su domicilio de Mánchester, el 30 de agosto de 2015, en el segundo aniversario de su boda.

Strelchenko, que nació en Rusia pero tenía la nacionalidad noruega, había actuado como solista en el teatro Carnegie Hall de Nueva York, el Wigmore Hall de Londres, y el Französischer Dom de Berlín.

Fotografía tomada de www.telegraph.co.uk
Fotografía tomada de www.telegraph.co.uk

A los 12 años hizo su debut profesional con la orquesta sinfónica de San Petersburgo. En cambio, la carrera del esposo, un contrabajista, no despegaba y se sentía un mero “servidor” de su esposa, narró el fiscal, David Harley.

Las peleas entre ambos eran frecuentes y él había confesado a sus amigos que tenía miedo de lo que podía hacer si ella seguía “enloqueciéndolo”.

Una amiga de la pareja que presenció el asesinato dijo que se lanzó “como un animal” contra ella, tirando a las dos mujeres por la escalera antes de ensañarse a golpes con su esposa.

Natalia Strelchenko fue trasladada al hospital con graves heridas en la cabeza y el cuello y no sobrevivió.

“Estaba encolerizado, bajo los efectos del alcohol, perdió los nervios y la atacó violentamente”, explicó el fiscal.

Martin, cuya pena será dictada el lunes, se declaró culpable y aseguró que no se acordaba de nada, porque aquel día mezcló alcohol con unos ansiolíticos.

...

Notas Relacionadas