Víctima recibió casi 40 lesiones en parricidio

Acusada fue sacada de la sala de juicio cuando declaraba forense

DSC03358
El juicio contra la acusada Karen Navarrete Guerrero, señalada de cometer el parricidio de su marido Lenín Bojorge Cálix (q.e.p.d.), continuará el próximo 14 de marzo. HOY/Alejandro Flores

Alejandro Flores Valle

HOY

Cuando la forense Sara Mora Grillo, del Instituto de Medicina Legal (IML), empezó a brindar detalles en juicio del dictamen post mortem que le realizó a la víctima de parricidio Lenín Antonio Bojorge Cálix, de 33 años, la acusada Karen Anielka Navarrete Guerrero, de 27 años, se descompensó y aparentemente sufrió una alteración nerviosa, por lo que fue retirada de la sala.

La forense indicó que Bojorge murió a las 11:30 p.m. del 26 de septiembre de 2015, por pérdida aguda severa de sangre por herida en el cuello, en hecho ocurrido en el barrio Larreynaga, Managua.

La forense Mora Grillo dijo que la víctima presentaba “casi como 40 lesiones”. Detalló que el occiso presentaba excoriaciones múltiples en el rostro, moretones en el párpado derecho superior, en la oreja, cuello, en el pecho, moretón en el antebrazo izquierdo, en el brazo derecho y en la pierna, entre otras lesiones.

Bojorge también presentaba una herida en el primer dedo de la mano izquierda, lineal alargada y que era de manera defensiva, indicó la forense.

También acusada

Por su parte, la forense Cándida Chávez, del IML, quien examinó a la acusada Karen, encontró en esta lesiones como excoriaciones superficiales, hematomas en la cabeza y también las presentaba en el área del cuello, antebrazo derecho y son como rasguños; también golpes en el dorso de la mano derecha, en brazo izquierdo y muslo izquierdo, en el primer dedo del pie derecho (dedo gordo) un desprendimiento parcial de la uña.

Chávez indicó que el daño es compatible con la agresión y recomendó asistencia médica y valoración psiquiátrica para Karen.

La forense manifestó que la acusada Karen le dijo que ambos se agredieron y que ella comentó que había herido con un cuchillo al occiso.

Otros testigos

La testigo Alma Jara, prima del dueño de la casa, Max Jara, señaló que el día de los hechos, ella escuchó a la víctima Lenín llamar por teléfono a la acusada Karen por haber dejado bastante tiempo sola a la niña de ambos y después de la discusión entre la pareja en el cuarto, escuchó decir a Karen: “¡Lo maté, lo maté!”

Otro que declaró en juicio es Max Jara, dueño de la casa donde alquilaba la víctima y acusada, pero señaló que el día de los hechos no estaba en la vivienda.

El juicio continuará el próximo 14 de marzo al mediodía.

 

...

Notas Relacionadas