Tejió un chaleco con su cabello

Recogió sus cabellos caídos durante 20 años

cabello

A primera vista parece una campera tejida en lana, sin embargo, no lo es. La rumana Ortansa Pascariu es la orgullosa propietaria de una prenda de vestir bastante inusual, ¡un chaleco hecho con su propio cabello!

Ortansa recogió sus cabellos caídos durante 20 años y cuando creyó que tenía suficiente, decidió utilizarlo para una prenda única. La mujer de 65 años reveló que empezó a recoger el pelo de acuerdo a una tradición seguida en su ciudad natal de Stauceni, en el noreste de Rumania. La práctica sugiere que las mujeres nunca deben tirar su cabello si quieren conservar su belleza y buena suerte.

“He oído de amigos mayores que las mujeres no debían tirar su cabello después de peinarlo”, dijo.

“Tienen que guardarlo. Si no, dicen los ancianos, es como si estuvieran desechando su belleza. Empecé a reunir mi pelo cuando tenía 40 años, y a los 60 años había logrado reunir un kilo, que era todo lo que necesitaba para un chaleco”.

La señora explicó que ella solo salvó el cabello que caía mientras se peinaba. Siempre tuvo el pelo largo que le llegaba hasta las caderas, por lo que todas las hebras de su colección eran lindas y largas, lo que las hace perfectas para tejer. La artesana usó dos hebras para hacer un solo hilo, y luego utilizó los hilos para tejer el chaleco, completando el proyecto en una sola semana.

“Era extraño, pero también muy agradable tejer algo con mi propio cabello”, dijo. Sin embargo no lo usa, después de guardarlo durante unos cinco años, se lo regaló al museo etnográfico local, donde se encuentra en exhibición.

El marido de Ortansa, Vasile, expresó el orgullo que siente por esta artesanía única. “Lo he tocado y es como una especie de lana suave”, dijo. “Estoy muy orgulloso de lo que logró hacer. Es muy complicado. El chaleco es también muy lindo”.

Pelos de perro

En Brasil, los pelos de perros de la raza poodle han sido utilizados por la industria textil para la confección de ropa. El estudio determinó que el pelo de los perros de la raza poodle era el más semejante a la lana de la oveja.

El proyecto piloto de producción comenzó con elaboración de ropa para las propias mascotas, pero se verificó que el material puede ser usado para la confección de ropa de seres humanos.

El costo de las prendas de lana de poodle varía entre 10 y 50 dólares por unidad.

El pelo recolectado en los tiendas de animales pasa por un proceso químico para retirarle el olor, pulgas y posibles bacterias. Una de las ventajas sobre la lana de la oveja es que los pelos de poodle son más largos y enroscan menos

...

Notas Relacionadas