Se apoderan del mercado

Los zapatos nacionales toman auge en los mercados

oriental zapatos
Zapatos escolares son parte de la mayor demanda del calzado elaborado en el país. La mejor temporada se dio a inicios del año lectivo 2016. Roberto Fonseca.

HOY/Raquel Acosta

Hace un par de años pensar en zapatos nacionales era sinónimo de un trabajo rústico en cuero: caites, sandalias o calzado poco casual y, que según, distinguían a esta industria.

 
Hoy por hoy la tendencia ha cambiado drásticamente y los artesanos nicaragüenses cada vez ofrecen un producto mejor elaborado y más variado para quienes gustan de consumir la artesanía nacional.

 
Melania Espinoza tiene seis años vendiendo zapatos y ha tenido la oportunidad de ver cómo poco a poco los estilos se van diversificando. “Ahora las personas lo compran más que antes. Es un zapato que lo compran bastante”, argumenta Espinoza.

Oriental zapatos2
Sandalias de plataforma y con estilos modernos son elaborados por manos de los masayas. Roberto Fonseca.

 
Varones, mujeres al igual que los niños se convierten en el mercado meta de los artesanos del país.

 
Para varones no faltan las clásicas zapatillas en las tonalidades café y negras. Pero también el color blanco y el gris están presentes en estilos peculiares para esos hombres que les gusta hacerse notar con su apariencia personal.

 
Los precios normalmente oscilan entre 200 y 350 córdobas, dependiendo de la calidad y el estilo.

 
No obstante, para mujeres hay más variedad. Zapatos cerrados, bajos y con atractivos colores; sandalias, bajas sencillas, coloridas o muy bien decoradas. Sandalias o zapatos de plataforma son otra de las opciones, que los artesanos están ofreciendo, para los diversos gustos de las mujeres nicaragüenses.

 
En este caso los precios son menores por la variedad de estilos. Desde 90 hasta 350 córdobas, en ocasiones más, de acuerdo con el tipo de zapato.

 
Originales

 
Masaya ha sobresalido en la elaboración de artesanías y la industria del calzado no ha sido la excepción. Cada año se clasifica mejor el producto, de manera tal que los fabricantes no solo abastecen los mercados del país, también hay quienes ya están certificados para exportar a países centroamericanos.

 
“Todos los zapatos nacionales los traen de Masaya”, exclama Karina Navarro, vendedora de zapatos desde hace cinco años.

 
De acuerdo con Karina Navarro, entre los zapatos nacionales, los escolares son los más buscados por los compradores.

 
Una característica ventajosa de los zapatos nacionales, que ha permitido la posesión del mismo en los mercados del país, es el precio.

 
Cada día son más los tramos y canastos repletos de zapatos elaborados en Masaya, promoviendo la producción nacional y ofreciendo un producto de calidad con la tradición que ha identificado al laborioso nicaragüense.

Oriental zapatos1
Tradicionalmente este era el estilo de calzado que se concebía como nacional, esto se ha diversificado. Roberto Fonseca.

 
Navarro comparte que es un zapato más barato y que tiene mayor duración, por la calidad con la que son elaborados.

 
De acuerdo con el uso y cuido que tengan estos zapatos la duración puede sobrepasar los nueve meses e incluso el año.

 

 

 

 

En muchas ocasiones, las viviendas de los artesanos se convierten en los talleres del calzado, desde donde se proyecta la habilidad, creatividad, y esfuerzo de las miles de personas que habitan este hermoso país.

 

  • Vielka

    Me agradaría trabajar con ustedes y poder vender sus productos

  • Me gustaria vender sus productos

  • Martin Lira

    Enhorabuena para mi Nicaragua! Sin embargo, la realidad es q todos los nicaraguenses mayores de 50 anos sabemos perfectamente bien q antes de la Revolucion del 79, Nicaragua era el pais mas rico de America Central y q tenia industria del calzado de primera q se exportaba a toda America Central. Nuestro calzado no tenia nada q envidiar al extranjero y por eso se vendia mas q aquel. Empero, la Revolucion del 79, la descapitalizacion q dejaron los Somozas y sus compinches, 11 años comunismo y guerra contra y el embargo d EEUU, dejaron a Nicaragua en bancarrota y sus industrias destruidas. A la vez, decayo la cultura y por eso las nuevas generaciones no tienen memoria historica, ni autoconfianza y por eso desconfian no solo d los productos nacionales, sino tambien d la capacidad d nuestros artesanos, incluyendo del gremio d zapateria. Afortunadamente, poco a poco va renaciendo el calzado de calidad; q es importantisimo para el avance y desarrollo del pais pues las divisas quedaran en Nicaragua y no en bancos extranjeros.

...

Notas Relacionadas