Manos creadoras de recordatorios

Santos Pérez elabora los recordatorios que vende en su negocio

HOY/ Raquel Acosta

Oriental

 

Tijeras, silicón, las piezas necesarias, sus manos y mucha creatividad es todo lo que necesita doña Santos Pérez para elaborar los recordatorios que vende en su negocio de piñatas y artículos para fiestas.

“Uno tiene que irse actualizando con lo que al cliente le gusta”, comenta Pérez, mientras trabaja en unos recordatorios encargados para quinceaños.

La idea de decorar este tipo de artículos surgió de sus clientes, quienes llegaban en busca de “un recuerdo” para sus celebraciones.

“Nadie me enseñó. Fue creatividad mía. Como yo viajaba a México a traer mercadería miré a unas mujeres cómo los hacían (los recuerdos) y me llamó la atención. Compré el material y me puse a hacerlo”, comparte Pérez.

Después de un par de ensayos, doña Santos logró sus primeros recordatorios y se convirtió en pionera de la elaboración de estos artículos. “Antes era difícil encontrar aquí estas cosas, ahora abundan”, considera doña Santos.

De los treinta años que Pérez lleva vendiendo piñatas y artículos para fiesta, ya tiene diez elaborando estas piezas para cualquier ocasión.

Inicio

Desde que Santos llegó al Oriental, su mirada estaba puesta en la superación de ella y su familia, y lo ha logrado.

Distribución de plásticos fue el primer negocio que estableció en este mercado, en la misma zona donde ahora es el sector de la piñatas.

Tiempo después decidió invertir en mercadería para celebraciones y el negocio creció de forma inesperada. Fue la primera en el sector y contribuyó a que se expandiera en la zona, siendo ella una distribuidora para otros comerciantes.

“Yo traía una cantidad de mercadería y toda la regaba. Tuve el gusto de viajar a Guatemala, Panamá y hasta China”, cuenta Pérez su éxito antes del incendio que consumió todo lo que había conseguido.

Ocho años después su negocio no parece haber sufrido y sigue tan fuerte como al inicio, gracias al entusiasmo y positivismo de esta mujer emprendedora.

Recordatorios

Palmeras, cisnes, zapatitos, canastitas y una variedad de colores definen los motivos de cada recuerdo que elabora Pérez.

Hasta diez docenas elabora en un día. La docena más barata cuesta C$240. Acepta encargos

 

...

Notas Relacionadas