Los 20 años con la maestra María Caridad

Profesora María Caridad Rosado, celebra dos décadas como directora general del Conservatorio de Música

maria 2

HOY/ Yaosca Reyes Centeno

El primer recuerdo que tiene la profesora María Caridad Rosado Villafañe de su llegada a Nicaragua es el olor a tierra. Esa fue la singular bienvenida que tuvo aquel 08 de febrero de 1996, sin embargo, fue el cariño y las ganas de trabajar por la música  lo que la ató a este pequeño país desde entonces.

María Caridad es pianista, estudió canto y dirección coral en su amada Cuba, pero acá es la directora general del Conservatorio de Música de la Universidad Politécnica (Upoli). Su labor en dicho cargo ha cosechado importantes logros y avances en el desarrollo musical nicaragüense.

“Cuando vine tenía la edad de 56 años, y estaba con un poco de miedo, porque yo había trabajado en Cuba, pero no estaba segura de empezar de cero, pero tuve la gracia de conservar salud para trabajar rodillas y codos enterrados en arena junto a todo el personal con el que me encontré, y el que hemos añadido en estos años”, cuenta la pianista.

En total, Rosado tiene 55 años de dedicarse a la educación musical y enseñanza artística. En el conservatorio es una profesora muy querida entre estudiantes, maestros y artistas.
Dos décadas

“Vine solo por un período de dos años, hasta máximo de cuatro. No me he podido ir porque no me han dejado ir las autoridades superiores de la universidad, ni la gente que trabaja conmigo…”, comenta Rosado.

En 20 años de trabajo, realizó gestiones importantes para la escuela de música de la Upoli, una de las más notables es el impulso de docentes al estudio continuo, especializaciones, talleres con artistas extranjeros, conciertos, veladas artísticas, entre otras.

Para María Caridad se han logrado muchas cosas en 20 años, pero apenas es la mitad del camino por recorrer.

“Ha sido un trabajo arduo, de mucha calidad, solidaridad, de mucho acompañamiento, porque yo sola no habría podido lograr todos mis objetivos… Pero tenemos más retos por cumplir”, considera la maestra acerca de su labor en el conservatorio.

Una de sus metas a cumplir en su cargo es crear una Orquesta Sinfónica, ya que en Nicaragua no existe una agrupación instrumental de tal categoría.

“Nicaragua es un país que considero como mío. Con solo oler el aroma de su tierra, me siento como si estuviera en Santiago de Cuba, mi pueblo natal”, culmina María Caridad.

Homenaje

María Caridad fue homenajeada ayer lunes por la Federación Latinoamericana de Educación Musical (Fladem). “Este es un homenaje organizado de forma sencilla, pero muy sincero”, expresa Rosado.

“Para las nuevas generaciones, mi reflexión es: De la música sí se puede vivir”, afirma María Caridad Rosado.

...

Notas Relacionadas