Bolsos para todo gusto

La demanda de estos artículos ha aumentado los negocios

Los negocios de bolsos usados han proliferado en este populoso centro de compras. Muchas personas los prefieren por la asequibilidad económica. HOY/Foto: Roberto Fonseca.

HOY

Los negocios de bolsos usados han proliferado en este populoso centro de compras. Muchas personas los prefieren por la asequibilidad económica. HOY/Foto: Roberto Fonseca.
Los negocios de bolsos usados han proliferado en este populoso centro de compras. Muchas personas los prefieren por la asequibilidad económica. HOY/Foto: Roberto Fonseca.

Los bolsos nunca están de más en el clóset de una mujer, se convierten en el comodín perfecto para regalar, sobre todo para esas fechas especiales como el 14 de febrero que se aproxima.

La misma demanda ha permitido la expansión de este tipo de negocios. Los tramos cada día aumentan tanto de bolsos nuevos como usados y estos últimos lideran en algunos puntos específicos.

“Aquí vendemos todo tipo de bolsos. Y nos hemos especializado en bolsos de marca, americanos (y) de cuero”, cuenta Hellen Rivas, una mujer emprendedora que ha salido adelante con este negocio.

Aunque son bolsos usados, Hellen dice que les ofrece calidad a sus clientes.

Normalmente son las mujeres las que más visitan este tramo, ubicado en la Zona Uno de la ropa usada, pero la variedad bolsos y mochilas que vende Hellen no excluye a los varones ni a los viajeros.

Para estas personas también hay una opción. “Son bolsos cómodos (de precio), tomando en cuenta que son buenos bolsos, pero tenemos de todo precio”, justifica Rivas.

Herencia

Bolsos pequeños y de cruzar es parte de lo que se ofrece en este tramo. HOY/Foto: Roberto Fonseca.
Bolsos pequeños y de cruzar es parte de lo que se ofrece en este tramo. HOY/Foto: Roberto Fonseca.

La idea de este tipo de venta fue de la mamá de Hellen. Esta señora inició hace treinta años vendiendo artículos y ropa de “segunda” y poco a poco fue enfocándose solo en bolsos, carteras, maletas y mochilas de distintos tamaños.

Después de apoyar a su mamá con el negocio le surgió la idea de invertir en su propia mercadería.

“Lo que más me gusta es atender a la gente. Que las personas se sientan como en su casa, que se tomen su tiempo y decidan con calma”, expresa Rivas, quien a la vez reconoce que su mamá ha sido un pilar en su trabajo y hasta la fecha la acompaña, porque los tramos que tienen quedan cerca: uno al lado del otro.

Ahora es Hellen quien, al igual que su mamá, se dedica a este negocio para aportar al desarrollo de su familia.

A sus 28 años, esta joven se siente satisfecha por el trabajo que tiene y piensa en grande, siempre con el mismo negocio.

Aduce que lo más difícil del trabajo ha sido conocer los gustos del cliente para poder seleccionar los bolsos y saber arreglarlos, pero con el paso de los años lo ha logrado.

Las responsabilidades de la vida le dificultaron a esta chavala continuar sus estudios universitarios, pero hoy por hoy está dentro de sus tareas pendientes.

“Quiero retomar la carrera de Administración de Empresas o Ingeniería Industrial. Espero hacerlo muy pronto, Dios va a proveer”, admite esta joven.

Hellen piensa que de ahora en adelante lo que logre avanzar con sus bolsos será para un día heredárselos a sus tres hijos.Captura222

Especiales

Para poder vender solo bolsos, Rivas debe comprar pacas especiales.

Desde veinte córdobas hasta 120 puede costar un bolso o cartera.

Pero los bolsos americanos o de marca, como Hellen les llama, van desde los 150, 200, hasta 500 córdobas.

Esta comerciante no solo vende por unidad, también al por mayor. A sus clientes mayoristas les hace descuentos e incluso les entrega regalías.

Los sueños de esta joven es poder seguir expandiendo su negocio y poder tener más tramos, siempre de bolsos, ya que dice que es un trabajo que le ha ayudado a sacar adelante a su familia.

...

Notas Relacionadas