La sorpresa más dolorosa de su vida

Fue a la morgue por uno de sus hijos y encontró a dos

sorpresa

Con la sorpresa más dolorosa de su vida se encontró el domingo doña Lucía Vásquez Hernández. La mujer llegó a primera hora de la mañana a la morgue capitalina a reclamar el cadáver de su hijo Edras Mata Vásquez (27), pues había sido asesinado cerca de su casa la noche del sábado en Siguatepeque, detalla La Prensa Hondureña.

Cuando estaba en la morgue recibió una llamada en su celular en la que le comunicaron que a su hijo mayor, identificado como Ismael Rosa Vásquez (33), también le habían quitado la vida.

Pidió en Medicina Forense que les mostraran las fotografías de los cuerpos ingresados. Su sorpresa fue mayor cuando reconoció que una de las imágenes era la de su primer hijo. Los dos hermanos realizaban trabajos en albañilería y soldadura.

Los familiares explicaron que los fallecidos eran personas que no tenían problemas con nadie y no saben las causas por qué los mataron.

A ambos les quitaron la vida en hechos distintos en Siguatepeque. Doña Lucía no tenía dinero para comprar dos ataúdes para llevar los cadáveres, por lo que será hasta este día que los va a llevar trasladar a su lugar.

...

Notas Relacionadas