Fieles devotos bajo la luz de Candelaria

Feligreses celebraron misa y procesión desde el mercadito Virgen de Candelaria

IMG_4823

Autor: Dorling López Rivera

HOY

Este mes el Mercadito Virgen de Candelaria, ubicado en el barrio Monseñor Lezcano, se convirtió en el santuario que guarda la luz y las oraciones que se elevan a la advocación mariana de la Virgen de candelaria.

“La vigilia del primero de febrero duró hasta las 11:00 de la noche y la gente estuvo despierta y animada. Me alegra ver cada año a más feligreses comprometidos a acompañar a la Virgen de Candelaria en la vela, la misa y procesión”, comparte Emilio Obando, presidente de los comerciantes del Mercadito Virgen de Candelaria.

A los fieles

Ayer a las 7:00 de la mañana los marchantes tenían bien arreglados los pasillos del mercadito. Los colores de la iglesia y las ramas de palmas guiaban a los clientes devotos, quienes aprovecharon para hacer sus oraciones mientras andaban de compras.

Por su parte, algunos comerciantes esperaban desde sus tramos. Otros desde una esquina se colocaban ansiosos a la espera de la liturgia y la bendición de las velas, como símbolo de que en sus negocios no falte la luz divina.

“La Virgen de Candelaria carga en sus brazos al Niño Jesús, que es la verdadera luz que ha venido a iluminar nuestros caminos. Ella nos lleva a su hijo, ella nos guía para llegar al hijo y recordemos que, solo a través del hijo se llega al padre”, aclara el sacerdote Manuel Orestes Fonte, párroco de la iglesia de Santa Ana.

Con su prédica el padre Orestes invitó a los comerciantes católicos a convivir en armonía y trabajar hombro a hombro.

“La bendición que estamos pidiendo el día de hoy es para todos. Estamos festejando la pureza de la Madre Santísima, a quien le pedimos que interceda por nosotros antes su hijo. El único salvador”, comenta Orentes.

Una vez terminadas las peticiones, el Comité de cargadores de Santo Domingo de arriba y abajo, montaron sobre sus hombros la imagen de la Virgen de Candelaria, con la que bailaron al son de los chicheros en todo el mercadito y sus alrededores.

...

Notas Relacionadas