¿Es sano dormir con papá y mamá?

Especialistas recomiendan que los niños deben dormir solos desde el primer año de edad

HOY

Captura1La situación económica no es igual para todas las familias. Y las necesidades, muchas veces, nos obligan a acomodarnos con el poco salario y espacio.

Muchas familias cuentan con vivienda propia y otras alquilan. Este última situación empuja a muchos padres de familia a compartir la cama con sus hijos o bien el mismo cuarto, lo que para muchos es normal.

Se ha preguntado ¿Qué tan sano es esto? ¿Tiene ventajas o desventajas? ¿Qué problemas se pueden generar?

Esta práctica no es recomendada por los especialistas, debido a que el niño puede presentar problemas de inseguridad y siempre dependerá de sus papás.

“Una vez finalizado el primer año de vida del niño, lo ideal es que salga del cuarto porque ellos se acostumbran a ese espacio, después es difícil sacarlo y será un niño con muchos temores y preocupaciones, debido a que no se le enseñó dormir aparte; y siempre querrá seguir durmiendo al lado de sus padres”, explica el doctor José Antonio Delgado, especialista en ginecología.

Vínculo negativo

Por su parte el psicólogo clínico, Julio Jiménez, acierta con  la misma opinión que Delgado.

“No es recomendable, es importante fomentar la independencia en los niños desde muy pequeños, las consecuencias generalmente podrían ser dependientes emocionales a sus papás, inmadurez, inseguridad, temor nocturno cuando les toque dormir solos y crear un vínculo negativo a la hora que los padres ya no quieran que el niño duerma con ellos”, explica Jiménez.

Curiosidad

Todos los niños han sentido la necesidad de dormir con sus papás y la mayoría de los padres de familia terminan consintiendo al hijo. Pero ¿qué sucede cuando los papás tienen intimidad y los pequeños accidentalmente observan?

“Esta situación no es apropiada para los niños, ya que se le está exponiendo a mirar con frecuencia imágenes reales y como consecuencia podrían entrar en curiosidad o hacer lo quCaptura2e están viendo, ya que no comprenden lo que está pasando”, asegura Delgado.

Mientras que el psicólogo indica que cuando un niño ve tener relaciones sexuales a sus padres su curiosidad e inocencia lo llevan a querer preguntar y saber lo que pasa, el abordaje que le den los padres dependerá de su comportamiento posterior.

¿Aumenta el morbo?

Al consultar al doctor José Antonio Delgado sobre si los niños pueden presentar algún morbo cuando ven a sus papás teniendo relaciones sexuales, como consecuencia de que comparten la cama con ellos, el especialista  indicó que no.

“El problema es que la visión y la forma de ver la relación sexual de un niño o adolescente no es la misma a la de un adulto por ejemplo: si una adolescente dice que en el colegio tiene novio, el concepto para ella es que se toman de la mano y van a comprar un refresco, mientras que el adulto se imagina que es una relación sexual porque simplemente estamos acosando el pensamiento”, explica Delgado.

De igual forma aclara que si un niño no ve a sus padres de familia teniendo relaciones sexuales no desarrolla ninguna curiosidad.

Aconseja que los menores no deben compartir la cama con nadie y lo recomendable es que, desde que nazca el pequeño, duerma en su cuna y tenga su cuarto aparte.

Por otro lado el psicólogo clínico, Julio Jiménez, asegura que en la pareja puede afectar el hecho de compartir cama y habitación, ya que surge una  pérdida de intimidad, espacio y momento de calidad entre el cónyuge.

Ventajas

Según el doctor José Antonio Delgado, existen más ventajas de un niño que duerme solo a uno que se acostumbró a dormir con sus papás.Captura4

”Si el niño duerme solo va a ser independiente, un niño que no le va a dar muchos problemas al momento que se tenga que dormir, porque va a saber hacerlo, los padres le darán más seguridad porque él sabrá que el dormir no solo significa que usted (padres de familia) lo abandonó sino que es un espacio y un lugar donde se puedan desarrollar”, afirma Delgado.

Fuente

Doctor José Antonio Delgado, especialista en ginecología y máster en salud pública. Teléfono: 8886-3107.

Julio Jiménez, psicólogo clínico. Teléfono: 8812-9481. Sitio Web: www.serviciospsicologicos.net

 

...

Notas Relacionadas