Derroche de talento del Ballet Folclórico Nicaragua Vive

La Casa de Cultura del municipio de Diriamba fue el escenario del aniversario del Ballet Folclórico Nicaragua Vive

Ballet
Ballet Folclórico Nicaragua Vive. Foto: Mynor García

HOY / Mynor García

Aunque el Ballet Folclórico Nicaragua Vive haya nacido un primero de diciembre, el pasado sábado, en la Casa de Cultura del municipio de Diriamba con una excelente presentación, festejó a lo grande su cuarto aniversario.

Veinte números de la danza estaban dentro del repertorio artístico de esa noche, no hubo pausa, venían una coreografía tras otra y la gente no dejó de aplaudir la magistral presentación de los niños y adolescentes que conforman el ballet.

Venancia, se Rompen los Fuegos, A Sandino, Palomitas Blancas, Las Húngaras o Aparecidos, Inditas del Huacal, Mestizaje, fueron algunos de los bailes tradicionales que observó el público diriambino.

“Conforme pasó el tiempo, con las actividades de navidad y fin de año, preferimos celebrar el aniversario en enero porque coincidimos con las fiestas patronales de Diriamba”, dijo José Ernesto Vallecillo, director y coreógrafo de Nicaragua Vive.

Expectativas

Con la multitud que se hizo presente, según Vallecillo, se cumplió con las expectativas esperadas y porque la gente pudo conocer a los nuevos talentos.

Esta presentación estuvo dedicada a todos los exalumnos fundadores del grupo, Claudia Artola Jirón, madre de Vallecillo y a la señora conocida cariñosamente como Juanita.

“Mi mamá es la que está siempre tras bastidores, ella me está ayudando a que los muchachos salgan a tiempo con el vestuario, ha sido mi mano derecha y doña Juanita fue la persona que me impulsó a este proyecto, cuando yo nunca me imaginaba que iba a ser parte de esto, me convertí en bailarín y en maestro del Ballet Folclórico Nicaragua Vive”, expresó Vallecillo.

...

Notas Relacionadas