Un recorrido por las ‘Pastorelas nicaragüenses’

Una tradición que se ha perdido en los últimos años en nuestro país

Pastorela3
Foto: Jorge Torres

HOY / Linda Esther Rojas

Al ritmo del son de pascua danza con devoción Denisse Ramírez, una joven de 21 años de edad, que lleva cuatro años en el Centro Cultural Batahola Norte, ubicado en la ciudad de Managua. “Venid pastorcillos, venid adorad, al rey de los cielos que ha nacido yaaa…”, se escucha mientras Dennise continúa con una de sus prácticas vespertinas.

Al acercarse estas fecha de Navidad ella trata de organizar su tiempo, para asistir a las prácticas de las Pastorelas nicaragüenses y participar en la presentación que realizan en el centro cada año.

Aduce que los ensayos en el centro son duros porque la presentación de las Pastorelas es una fusión de teatro, danza y canto.

Te puede intersar: Danzas y pastorelas

“Tenemos que unir todo en una sola escena, cada año es una nueva expectativa de seguir realizando la presentación por los aplausos y las felicitaciones por nuestro trabajo; además que nuestra presentación en el centro siempre ha sido gratis y todas las personas de los diferentes barrios llegan a ver la puesta en escena”.

María, José, el niño Jesús, ángeles, pastores y los animales, que acompañaron el nacimiento del nazareno, se ven reflejados en la tradicional Pastorela nicaragüense, y que según el cantautor pinolero Carlos Mejía Godoy se ha quedado en el olvido ante el fenómeno de la globalización que va borrando las costumbres y tradiciones pinoleras por mitos extranjeros.

pastorela2
Foto: Jorge Torres

“Hace unos años la Pastorela se hacía en los barrios, iglesias y diferentes centros culturales del país pero ahora se ve muy poco… Es una lástima la gran pérdida de cultura”, reconoce el compositor.

Para la maestra y directora de las clases de Danza del Centro Cultural Batahola Norte, Patricia Ruiz, las Pastorela que ellos representan recopilan todas las tradiciones de Nicaragua y representan la natividad niño Jesús.

“Se les llama Pastorela nicaragüense porque los actores se visten con ropa tradicional, es decir la indumentaria del folclor nicaragüense como el güipil”, explica Ruiz, quién es parte del grupo folclórico Haydée Palacios.

El Centro Cultural tiene cuatro años realizando la presentación de las Pastorela y es uno de los lugares más representativos del arte en Nicaragua.

Pastorela1

En el Ballet

Colores como el rojo, verde y el amarillo engalanan las diferentes presentaciones de Pastorela que se realizan durante la época navideña en diferentes escenarios.

La bailarina Haydée Palacios destaca que la última presentación de su ballet en el año es dedicada para darle la bienvenida a la Navidad, con la obra más bella y sublime que tiene el ballet en la parte de la natividad nicaragüense.

Estas se dan a conocer en el año 1980 en el tercer Festival Nacional de Danza, en el cual participó el ballet llamado en ese entonces “Ballet Folclórico Ramírez Goyena”. “Son obras creativas que transmiten la autenticidad del folclor nicaragüense. En mi ballet respetamos los pasos, la música y el vestuario de las Pastorelas”, refiere Haydée Palacios.

Para Palacios las Pastorelas son obras creativas que transmiten la autenticidad del folclor nicaragüense. “Mi mamá me llevaba a la misa del gallo a las 12:00 de la noche donde escuchábamos los sones de pascua que cantaban”, recuerda sonriente la bailarina.

Ella revoluciona la obra de las Pastorelas, porque hace bailar a los ángeles con los villancicos y con los sones, los traslada a una escena de contemplación de la danza. Con este trabajo, de las obras de la Pastorela, se ha ido enriqueciendo el repertorio nacional de la danza artística.

“A mí me gusta usar, en las presentaciones de las Pastorelas, los sones de artistas nicaragüenses como los de Antonio Vega Matus y José de la Cruz Mena; ya que con ello nos sentimos identificados, además que debe un orgullo de los nicaragüenses apoyar el talento que tenemos y no a los artista extranjeros, los cuales solo nos aleja de nuestra realidad”, comenta la bailarina.

Carlos Mejía Godoy, compositor de algunos sones de pascua nicaragüense, comparte el criterio de Palacios al asegurar que la Pastorela es un género teatral popular callejero, una de las expresiones navideñas que ha ido desapareciendo poco a poco y borra las raíces ancestrales.

Mejía también, en el año 2010, decidió escribir una Pastorela en versos octosílabos y endecasílabos la cual le tomó cinco meses crear la modesta contribución a las fiestas de Navidad.

Pastorela5
Foto: Jorge Torres

“Me imaginé cómo hubiese sido el nacimiento del nazareno si en lugar de Belén el redentor hubiese nacido en Nicaragua. Los pastores, los ángeles todo se expresa en nuestra vida cotidiana, eso sí todo eso sin perder los referentes bíblicos”, manifiesta el compositor.

También se aventura en hacer una lectura más realista y humana entre ellos los celos de San José, las triquiñuelas del diablo, los achaques de la Virgen entre otros.

Esta es la quinta edición de La Pastorela nicaragüense que busca en un futuro ser llevada a una plaza. “El sueño es que la obra sea puesta en una plaza, para que la entrada sea gratuita y toda le gente llegue a verla”, señala Carlos Mejía.

Historia

En el año 2011 Carlos Mejía Godoy hizo oficialmente la presentación de un libro infantil titulado “Pastorela nicaragüense”, que relata con mucho humor e ilustraciones de Nivio López Vigil el nacimiento del Niño Dios en el pueblo de Belén, en Rivas.

Entre los departamentos que comenzaron a implementar la idea de las Pastorelas fueron León y Granada, aunque todavía no se tiene una fecha exacta desde cuando se realizaba estas tradiciones.

Pastorela6
Foto: Cortesía

Sones de pascua

La época de la Navidad dio origen a grandes éxitos de los sones de pascua nicaragüenses, que reflejaban la razón de la nochebuena y entre los más populares está Cabellito Rubio, con letra de Carlos Bravo y música de Manuel Ibarra Mayorga.

“Vamos pastorcillos, vamos a Belén, porque ahorita nació el niño rey…” así dice otro de los más conocidos sones de pascua, que el cantautor nicaragüense, Carlos Mejía Godoy, utiliza en sus Pastorelas. El repertorio de los Mejía Godoy se ha venido ampliando con los sones de pascua del compositor pinolero Alejandro

Vega Matus. Después compuso la Mula y el Buey. También compuso el son de La Vieja Chenta Calero con letra de Carmen Vega.

Uno de los más representativos compositores, de estos sones, es también el músico Carlos Ramírez Velásquez, con más de ochenta composiciones de sones de pascua, entre los que se encuentran El Pajarito Relojero, El Pocoyo, la Cocoroca, y La Codorniz o el Sapo, revela Bernard Gordillo, investigador de la música clásica y sacra del siglo XIX en Nicaragua.

Consultando al historiador nicaragüense Wilmor López destaca que Alberto Gutiérrez Laguna, compositor pinolero, dejó más de 50 sones y que por cierto se conoce muy poco de él.

Galería de fotos:

...

Notas Relacionadas