Comodidad y estilo elegante al vestir ropa usada

Con la ropa usada también puede lucir elegante sin gastar el mismo dinero que en una pieza nueva.

Los precios de los vestidos varían. Desde C$180 hasta C$400 puede pagar por un vestido elegante. En algunos casos el costo aumentaFoto: HOY/ Roberto Fonseca

HOY

Los precios de los vestidos varían. Desde C$180 hasta C$400 puede pagar por un vestido elegante. En algunos casos el costo aumentaFoto: HOY/ Roberto Fonseca
Los precios de los vestidos varían. Desde C$180 hasta C$400 puede pagar por un vestido elegante. En algunos casos el costo aumenta. Foto: HOY/ Roberto Fonseca

Cuando pensamos en estrenar o vestir  elegante, para alguna ocasión especial, nuestra mente hace números y cuentas, los resultados finales en muchas ocasiones son: poco saldo para invertir en ropa.

No obstante, vestir bien no siempre debe implicar grandes gastos económicos. La ropa usada cada día se convierte en una opción más factible en la que puedes encontrar precios módicos y mucha calidad, siempre y cuando se aprenda a elegir.

Los espacios para comprar este tipo de ropa abunda. Pero son pocas las tiendas de “segunda” donde puedes encontrar ropa de lujo.

Zona especial

La Zona Dos, detrás de los ferreteros en este mercado, se ha caracterizado por la ropa elegante.

Vestidos largos, cortos, brillantes, casuales, formales en todos los colores y estilos; al igual que sacos, corbatas, camisas mangas larga y pantalones de vestir abundan en este sector.

Doña Nubia Solís tiene 30 años de estar en este negocio y 15 de permanecer en el sector. Pero no siempre vendió lo mismo. “Empecé con ropa de niños, después mixto y ahora ropa de gala”, declara Solís.

El tramo de esta mujer atrae las miradas de cualquiera y enamora, a primera vista, a chicas y chicos con la variedad que ofrece.

Vender esta ropa no es fácil, comenta doña Nubia, pues es mercadería seleccionada, que no puede comprarse en pacas comunes, “hay que escoger lo que el cliente busca”.

“Nos caracterizamos por vender la ropa más fina, escogida, todo el año. Vienen personas ejecutivas buscando ropa para trabajar”, asegura Rina Blandón, otra de las comerciantes de este sector, quien ya alcanza más de treinta años en el negocio.

Los trajes de noche son la especialidad del sector. Sin embargo, las novias y novios también pueden encontrar sus atuendos para ese día especial, su boda.

Para estos comerciantes, como para muchos otros, diciembre representa un mes de ingresos especiales; aunque su propia clientela nunca falta en el transcurso del año.

Perseverantes

La Zona Dos de ropa usada se caracteriza por ser un lugar seguro y tranquilo. El bullicio parece esconderse en este sitio.

Los comerciantes del sector han sido valientes; prácticamente resurgieron de las cenizas, cuando un incendio acabó con al menos 24 de los 60 tramos que laboran hoy en día.

Según los comerciantes, los precios de la ropa es constante, no aumenta por fechas relevantes.

...

Notas Relacionadas