Yelka Ramírez denuncia ante el Cenidh

Autoridades no le han dado respuesta

Yelka Ramírez y su esposo e hija, junto a Vilma Núnez, del Cenidh. Foto: Uriel Molina

HOY/Carla Torres

Yelka Ramírez y su esposo e hija, junto a Vilma Núnez, del Cenidh. Foto: Uriel Molina
Yelka Ramírez y su esposo e hija, junto a Vilma Núnez, del Cenidh. Foto: Uriel Molina

Yelka Ramírez, sobreviviente de la masacre de Las Jagüitas, ayer denunció al Gobierno y la Policía Nacional ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), para exigirles que cumplan las promesas que realizaron sus funcionarios durante la vela y entierro de las víctimas.

Ramírez, quien perdió a dos hijos y una hermana esa fatídica noche, señala directamente a Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía de Managua y a la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional, de ser quienes se acercaron a ella para ofrecerle ayuda, pero cuatro días después de la tragedia perdió la comunicación con dichos funcionarios.

La denunciante dijo que han transcurrido cinco meses desde que ocurrieron los hechos y todavía no le han entregado los documentos de propiedad del lote donde sepultó a sus hijos en el Cementerio Jardines del Recuerdo, por lo que no le permiten que instale en las tumbas las placas con los nombres de sus seres queridos.

¿Y EL CARRO?
Ramírez destacó que el vehículo en el que viajaba la familia durante la tragedia, el cual constituye una prueba del delito, no se lo ha entregado la Policía Nacional, tampoco ha recibido el carro nuevo que le prometieron durante la vela de sus hijos y hermana.

“El carro lo compramos nosotros y no aparece. No me lo dan ni nuevo, no me enseñan el malo (dañado), ni nada”.

Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, dijo: “No vamos a permitir que se burlen así de unos nicaragüenses, es el colmo que le matan a su familia y se roban el cuerpo del delito que es el carro que destruyeron. No lo había visto nunca ni siquiera en una novela tenebrosa”.

...

Notas Relacionadas