Finaliza el martirio de 21 deportados

Liberan a deportados que estaban presos en el "Chipote"

Deportados

HOY/ Mariela González y Elízabeth Romero

Como los peores delincuentes fueron tratados los 21 nicaragüense que fueron deportados el pasado 2 de diciembre de Estados Unidos. La pesadilla empezó sin ni siquiera explicarle a los detenidos el por qué de su retención en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial conocida como “El chipote”,  en Managua.

Wilmer Enmanuel Valle Martínez fue uno de los detenidos quien aseguró al HOY que esto fue lo peor que le ha pasado en su vida.

“Desde que estaba en Estados Unidos me hicieron esperar el vuelo que nos traería a Nicaragua porque decían que el gobierno no quería recibirnos, pero yo no tengo ningún antecedente penal para que me hayan tenido todo este tiempo retenido en ese horrible lugar, ni me imaginé que pasaría por todo esto”, aseguró Valle.

La única explicación que les dieron a los detenidos es que era un proceso de revisión legal por el que todos tenían que pasar, pero que superó más de las 48 horas establecidas por la Ley.

Sin condiciones

Según los afectados estando detenidos ni siquiera los dejaban comer tranquilos, los policías se comían el alimento que algunos familiares llegaban a dejarles.

“Después de los tres días de estar detenidos fue que dieron el permiso para que nuestros familiares nos trajeran el alimento y muchas de las cosas que ellos me enviaron nunca llegó a mis manos ellos se las robaban”, afirmó Valle.

El abogado Harvin Cortez, pariente de uno de los liberados criticó que las autoridades los hayan retenido por más del tiempo previsto según el procedimiento del sistema penal del país.

“Se quebrantó el principio de proporcionalidad, el principio de defensa, a la dignidad humana y; el principio de la libertad”, señaló Cortez.

Preocupados

Las noches se hacían eternas para los familiares de los detenidos quienes hicieron hasta lo imposible por solicitar que estos fueran liberados.

Según Martha Benavides, mamá de uno de los arrestados movieron cielo y tierra para que pudieran liberarlos.

“Pedimos una explicación sobre la detención de nuestros familiares y nunca nadie quiso referirse al caso, buscamos la respuesta de la primer comisionada Aminta Granera pero tampoco quiso referir nada al respecto”, recalcó.

Habían personas que ni siquiera se daban cuenta que sus familiares habían sido deportados y menos que se encontraban en El “Chipote”, fue hasta que vieron la noticia en algunos medios de comunicación que se enteraron que estos estaban retenidos.

“Yo me enteré hasta hace poco que mi hijo Oliver López estaba retenido aquí esta es una grosería, él tiene un problema mental padece de esquizofrenia, y no tiene ningún antecedente penal no tenían porque haber pasado por todo esto y que no nos dieran una explicación clara de lo que pasaba”, finalizó don Bayardo López.

 

...

Notas Relacionadas