Madre de acusada por crimen de canadiense no cree que su hija esté involucrada

Explica que no ha podido ver ni hablar con su hija

Margarita Cortez, madre de la acusada Marbely Palma, llora al salir de los juzgados. Foto: Mynor García

HOY/Mynor García/Carazo

Margarita Cortez, madre de la acusada Marbely Palma, llora al salir de los juzgados. Foto: Mynor García
Margarita Cortez, madre de la acusada Marbely Palma, llora al salir de los juzgados. Foto: Mynor García

“Ahorita me acabo de enterar que mi hija declaró que es cómplice, pero yo como madre me siento mal porque nunca pensé que ella haría eso, pero si eso llega a suceder (si es cierto) hay que resignarse de lo que los hijos hacen, pero hasta que yo oiga de su boca, pues me atrevería a creerlo, mientras no”, fueron las palabras de la señora Margarita del Carmen Cortez Parrales, madre de Marbely del Socorro Palma Cortez, acusada por la Fiscalía, junto con otros sujetos, de ser coautora del homicidio y robo al canadiense Rajan Deedar Gill, de 62 años.

La progenitora solicitó ayuda, ya que desde el 30 de noviembre —que la Policía detuvo a su hija— no ha podido verla y que la única comunicación que sostuvo con ella fue de manera rápida vía telefónica.“Me la comunicó un policía, contestó: ‘Hola mamá soy Marbely’, y le dije yo: hola mi hija, ¿dónde estás?, ¿dónde estás amor?, y ella me respondió: ‘Me tienen aquí mamá’, ¿te sentís bien?, le pregunté. ‘Sí’, me dice, y hasta ahí no más”, relató entre llantos Cortez.

Marbely Palma Cortez fue llevada a audiencia el domingo pasado, y a la mamá de esta, el oficial investigador que llevaba el caso no le avisó que su hija estaba siendo acusada.

Inconsistencias
Desde la muerte del extranjero, seis días transcurrieron para que se celebrara la audiencia preliminar, y según la ley se tiene que acusar en 48 horas, sino dejar a los sospechosos en libertad, pero Marbely nunca estuvo en libertad.

En el escrito presentado por el Ministerio Público se dice que la acusada planificó todo y que luego fingió haber sido víctima, pero en declaraciones preliminares del jefe de Auxilio Judicial de Carazo, comisionado Ángel Bonilla, dijo que ella fue amarrada al igual que el canadiense.

La joven de 24 años tampoco tenía abogado, porque a ninguno de sus familiares se les comunicó, pero se le nombró a uno de oficio de la Defensoría Pública.

Tres hijos de Maribel
La madre no aseguró si cambiaría a la defensa, pero dijo que el defensor público le había manifestado que solo estaría representando a su hija en la primera audiencia y que luego asumiría el caso otro defensor también público.

La preocupación de doña Margarita es que ella está sin trabajo y que su hija tiene tres niños de 9, 7 y 2 años.

“No hallo qué hacer, pero gracias a Dios tengo a mi nuera que ella me va a ayudar a cuidarlos, si eso llega a suceder y que si es verdad”, dijo Cortez sin poder contener sus lágrimas.

La angustiada madre manifestó que si su hija está involucrada en el caso pida perdón.

...

Notas Relacionadas