Acusan a pareja de canadiense asesinado en La Boquita

La acusan de homicidio y robo agravado junto a dos sujetos más

Los hechos se dieron en la Quinta Azul, ubicada en La Boquita, Carazo.

HOY/Mynor García/Carazo

Los hechos se dieron en la Quinta Azul, ubicada en La Boquita, Carazo.
Los hechos se dieron en la Quinta Azul, ubicada en La Boquita, Carazo.

La pareja del canadiense Rajan Deedar Gill, de 62 años, asesinado el pasado 29 de noviembre, Marbely del Socorro Palma Cortez, fue acusada en los juzgados como coautora del delito de homicidio y robo agravado.

La audiencia preliminar fue celebrada el pasado domingo. Junto a Palma también fueron acusados José Amílcar Vanegas Cruz, alias “Chilongo” y César Gamaliel Solano Estrada. Tres personas más se encuentran prófugas.

Según la acusación fiscal, Marbely Palma visitaba cada ocho días la Quinta Azul, situada en La Boquita,con el fin de ofrecer sus servicios sexuales a Gill, por lo que fue tomando confianza y logró conocer toda la vivienda.

El pasado 7 de noviembre, Palma se reunió con “Chilongo”, Solano y los otros tres sujetos para planificar el robo de los bienes del canadiense.

LO DURMIERON
La narración de la Fiscalía indica que el 28 de noviembre pasado, la mujer se reunió con “Chilongo” en el mercado de Diriamba, y este le entregó dos pastillas de Bromazepán, para dormir al extranjero.

Ambos acordaron que cuando las pastillas hicieran su efecto, Palma haría señas desde la casa hacia la costa, donde esperarían los otros acusados.

El domingo 29 de noviembre ella llegó a la quinta en La Boquita y aprovechó un descuido para echarle las pastillas en una copa de vino.

Los sujetos aprovecharon para entrar, utilizaron guantes de látex para no dejar huellas, tomaron un cuchillo, cortaron unas manilas de unas cortinas y con unos trozos de mecates, que también llevaron, amarraron a Rajan Gill, quien se encontraba en su habitación inconsciente.

Cuando Gill despertó, los cinco hombres golpearon a la víctima con un extintor en la cabeza, luego en el abdomen, le taparon la boca, y todo esto habría provocado su muerte.

Los delincuentes luego de haberle quitado la vida al canadiense, se llevaron una caja fuerte, un televisor plasma, una computadora, grabadora, piano, guitarra, cafetera, taladro y la camioneta Mitsubishi que luego dejaron abandonada en una propiedad privada, en el sector conocido como Los Tubos, carretera que va hacia Las Esquinas, San Marcos.

A la una de la madrugada del 30 de noviembre, Marbely para fingir que no había participado en el hecho, se presentó a un hotel ubicado frente a la Quinta Azul. Ellos la enviaron a la Policía.

Palma primeramente salió vestida, pero cuando los guardas le dijeron que fuera a la Policía, ingresó nuevamente a la vivienda, salió sin su pantalón, la cubría nada más una camisa, descalza y con lágrimas en sus ojos, se fue hasta la delegación a interponer la denuncia.

PRISIÓN
La audiencia inicial fue programada para el martes 15 de diciembre en los Juzgados de Diriamba.

La juez Carol Urbina admitió la acusación y dictó prisión preventiva para los tres acusados.

...

Notas Relacionadas