Rastra bota a niño de carretilla y lo mata

Niño muere bajo pesadas llantas de una rastra en el mercado Roberto Huembes

niño 10
La rastra impactó la carretilla donde iba el menor y al caer al pavimento las llantas pasaron en su cuerpo. Foto: Wilih Narváez

HOY

“Llévame tío no seas malo”, le imploró Franklin José Guevara Romero, de 5 años, a Eylin Romero.
El joven de 25 años halaba una carretilla cargada de plátanos verdes y maduros, encima de ese producto iba sentado el menor.

“Yo vengo a la orilla con la carreta, el furgonero se enrolla y me siembra (bota), allá en lo que le pega a la carreta, bota al niño, un muchacho que se llama Maycol me jaló, sino yo también ahí me quedo muerto”, relató entre lágrimas Eylin.

NO ESCUCHÓ GRITOS

El trágico accidente se registró la mañana de ayer en un costado del Hotel Pachelly, en las cercanías del Mercado Roberto Huembes de la capital.
Maritza González se encontraba seleccionando ropa usada en un tramo para comprarla, pero miró todo lo que pasó.

“La rastra fue la culpable, se pasó llevando la carretilla, nosotros le gritamos y no se paró, las llantas traseras le pasaron en la cabeza al niño”, dijo nerviosa González.

En un instante el sector se llenó de comerciantes y compradores, quienes miraban la triste escena de aquel pequeño niño tirado en el pavimento descalzo, de short y camiseta azul.
Las pesadas llantas de la rastra destrozaron por completo la cabeza del infante.

El conductor fue identificado como Jorge José Guerrero Cardoza, de 42 años.
Según testigos, este ciudadano al momento de conducir llevaba puesto unos audífonos y presuntamente esa fue la razón por la que no escuchó los gritos de la población.

El cabezal placas CH 20672 se detuvo a unos metros del accidente, este venía ingresando al mercado.
Para evitar que fuese linchado, patrulleros de la Ajax Delgado, del grupo de intervención rápida Los Dantos y otras especialidades, acordonaron el sitio y el furgonero fue llevado al Distrito Cinco de Policía.
Víctor Rosales, conocido como Santa Claus Nica, llegó a apoyar a la familia y prometió darle el ataúd a la familia. “Conozco a la mamá del niño, en estos momentos dolorosos tenemos que apoyar a la familia”, explicó Rosales.

EL CUMICHE

Oneyda Romero, madre del infante, no podía creer lo que había pasado, los Bomberos tuvieron que llevarla a un centro hospitalario porque se desmayó.El pequeño era el menor de tres hermanos.
Tereza Gazo, de 58 años, recuerda que su nieto era muy inteligente, que ya sabía pintar, y que el próximo año iba para primer grado.

Agentes del área de Tránsito del Distrito Cinco realizaron el croquis del accidente.
“No quiero que lo rajen, eso es innecesario”, decía el padre del menor que era persuadido por los agentes para cumplir con las normas y presentar el caso con el Ministerio Público.

Familiares del menor piden a las autoridades policiales que se haga justicia por la muerte de este pequeño.
El tráfico estuvo congestionado por varios minutos pese a la presencia de los agentes policiales.

...

Notas Relacionadas