Piden 42 años para profesor del Centro América

Por el delito de abuso sexual piden 12 años, mientras que por Violación Agravada, 30.

El profesor Roberto Antonio García Soza al momento de escuchar el fallo de culpabilidad. Juan Tijerino
El profesor Roberto Antonio García Soza al momento de escuchar el fallo de culpabilidad. Foto: Juan Tijerino

El exprofesor del Colegio Centro América, Roberto García Soza, podría ser condenado a 42 años de prisión.
Ayer por la tarde, al profesor de música el juez Edén Aguilar, del Juzgado Tercero Especializado en Violencia, lo encontró culpable de los delitos de abuso sexual y violación agravada en perjuicio de un niño de ocho años.

Al judicial, luego de evacuar a los últimos tres testigos que faltaban por declarar, no le tomó mucho tiempo deliberar su fallo. Aunque duró poco más de una hora para fundamentar su decisión.Entre las consideraciones que tomó en cuenta el juez, están los dictámenes emitidos por los forenses del Instituto de Medicina Legal, que concluyeron que los relatos de la víctima eran coherentes.

Pero no solo eso, de acuerdo al judicial, el pequeño hasta brindó detalles del hecho, lo que dio credibilidad a sus palabras.Durante los alegatos finales, la defensa del profesor señaló que la víctima no pudo ser capaz de precisar ni horas, ni fechas de los días en que ocurrieron los hechos.

Señalaron también, que los dictámenes de los forenses concluyeron con que no existen evidencias que demuestren que haya sido abusado o violado.

Otro argumento que presentaron, es que la víctima al ser abordada por los forenses, estaba siendo tratada con fármacos que habrían afectado su psiquis, ya que la medicación que tomaba es utilizada generalmente en pacientes que sufren de esquizofrenia.

DEBATE DE PENA

Durante el debate de la pena la Fiscalía pidió 42 años de prisión.
Por el delito de abuso sexual solicitaron 12 años, mientras que por violación agravada 30.

En el caso de este último delito, 15 años serían por la violación sufrida en el período 2013 – 2014 y los otros 15 serían por el 2014 – 2015.El judicial emitió su fallo pasadas las cuatro de la tarde de ayer.

ÚLTIMA PALABRA
Previo a que el judicial emitiera su fallo, el exprofesor del Centro América tomó la palabra y manifestó que era persona con valores religiosos y que jamás le haría daño a un niño.

Aseguró que siempre ha estado vinculado con la iglesia y que de ello podían dar fe algunos sacerdotes.
Expresó que como docente nunca existió una queja en su contra. “ Hay alumnos que ocupan altos cargos en empresas y pueden dar fe de la persona que soy”, indicó García Soza.

...

Notas Relacionadas