Narco se suicida, pero desarticulan su agrupación

Supuesto jefe narco de origen costarricense se mata para que no lo capturen

HOY

DSC01322
Dos costarricenses y un guatemalteco, fueron detenidos en dos furgones que iban caletados con cocaína y dólares. Foto: Wilih Narváez

Una banda centroamericana dedicada al crimen organizado y tráfico de droga fue desarticulada ayer por la Policía Nacional en el kilómetro 17 de la Carretera Nueva a León.

El supuesto jefe de la agrupación se escapó de las autoridades y posteriormente se suicidó para evadir la justicia en una de las calles del Residencial Santa Mónica de Managua.

El fallecido fue identificado como Mauro José Ruiz López, de unos 40 años y supuestamente de nacionalidad costarricense. Aunque se conoció que el presunto narco este tenía cédula nicaragüense.

Enfrente de su familia

Ruiz López supuestamente se quitó la vida al verse perseguido por oficiales de la Policía. Llegó a su casa, tomó un arma y salió a la calle, en donde se quitó la vida de un disparo, enfrente de su esposa y su pequeña hija.

Esto ocurrió la noche del jueves, alrededor de las 11:00 p.m., pero el cuerpo no fue levantado sino hasta las 4:00 de la madrugada.

Un gran despliegue policial se tomó las calles del Residencial Santa Mónica. También fueron vistos agentes de la DEA (Administración para el Control de las Drogas de Estados Unidos).

El ahora fallecido tenía alrededor de un mes de haber alquilado la casa en ese residencial, ubicado cerca de Galerías Santo Domingo.

La Policía se mantiene hermética sobre el caso, porque las investigaciones continúan.

Caleteados

Luego, la Policía continuó el operativo en la Carretera Nueva a León, agentes antinarcóticos detuvieron a tres sujetos, quienes se movilizaban en un cabezal color blanco que halaba un contenedor.

También les ocuparon el cabezal color azul oscuro. En la escena también fue incautada una camioneta color roja quemada.

Peritos policiales a través de la técnica canina primero iniciaron la inspección en el cabezal que halaba la rastra.

El canino marcó el área de los tanques de combustible de ese pesado vehículo y los agentes procedieron a revisarlo. De esa manera descubrieron que estaba caleteado.

En ese primer vehículo los agentes encontraron 135 tacos de cocaína compactada.

En el área estaban presentes altos mandos policiales como el comisionado general Juan Ramón Avellán, subdirector de la Policía Nacional, pero no brindaron detalles del caso.

De manera extraoficial se conoció que los tres detenidos son: el costarricense José Pablo Castillo Quezada, de 20 años; su compatriota Gustavo Artavia Vega, de 31 años; y el guatemalteco Llendi Danilo Pérez, de 36 años.

La operación se habría extendido a otros departamentos de la zona sur de nuestro país.
En el terreno se hizo la prueba de campo que dio positivo a cocaína.

Asimismo, las autoridades abrieron los candados de la rastra y los sujetos transportaban como fachada decenas de sillas y otros artículos de plástico.

Inspectores de la Dirección General de Aduana (DGA) estuvieron presentes y decidieron con la Policía revisar la mercadería en un lugar privado.

Se desconoce si dentro de esos objetos iba oculta más cocaína, pero las autoridades continuaron la requisa en el otro cabezal.

En números

El tanque del combustible del cabezal color azul oscuro también estaba caleteado.

En total fueron 246 los tacos que iban caleteados en los dos vehículos.

Según las autoridades cada taco de cocaína se cotiza en diez mil dólares.

Asimismo, la Policía ocupó 64 paquetes de dólares, cuya cifra no fue revelada

Los detenidos supuestamente portaban armas.

Uno de los detenidos tenía tres rasguños en el pómulo derecho, lo que hace indicar que hubo forcejeo antes de ser detenido.

Las autoridades les proporcionaron alimentos a los detenidos, quienes fueron remitidos a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocido como “El Chipote”.}

Vea nuestra galería de fotos:

 

Vea el video:

 

...

Notas Relacionadas