Siete culpables

Seis de banda de chapeadores y un "tope" del Oriental

hoy

 

El comerciante del Mercado Oriental, Francisco Ramón Jiménez Matus, inicialmente había sido acusado por la Fiscalía de cometer el delito de receptación, es decir, de ser “tope”, comprar objetos robados, los cuales obtenía de los miembros de una banda que forzaban vehículos a turistas nacionales y extranjeros en los parqueos de establecimientos y negocios de Managua.

 

El comerciante Jiménez corrió con la mala suerte que fue declarado culpable de robo agravado (modalidad con fuerza) y de crimen organizado y eso lo deja como uno más de los miembros de la banda, quienes fueron declarados culpables por el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio, Octavio Rothschuh.

 

Los otros acusados declarados culpables de robo agravado y crimen organizado son: Claudio Jiménez Solórzano, Augusto César Pérez Plata, Eddy Alberto Ruiz Navas, Lenín Guillermo Benítez Rodríguez, Roling Francisco Chávez y Rafael Antonio Carrión.

 

Varios robos

 

Según la Fiscalía, desde septiembre de 2014 hasta febrero de 2015, los acusados cometieron siete robos a turistas extranjeros y nacionales que dejaban aparcados sus vehículos en negocios de Managua; forzaban los llavines y después sacaban todas las pertenencias de los afectados como laptops, celulares, dinero, alhajas, entre otros.

 

El primer robo ocurrió en septiembre de 2014, frente a un colegio de Las Colinas. Otro robo, el 5 de noviembre de 2014, en el parqueo de un bar en la Colonia Centroamérica.

 

El tercer hecho, el 29 de noviembre de 2014, en el parqueo de un supermercado en Carretera Sur. Otro robo el 4 de diciembre de 2014, en otro parqueo de un supermercado ubicado en Nejapa.

 

El 19 de diciembre de 2014 en una gasolinera de Las Colinas. El 13 de febrero de 2015 en una venta de quesillos en Carretera Sur.

 

El último, el 25 de febrero de 2015, en una cafetería de Villa Fontana.

 

En el debate de la pena, la Fiscalía pidió para los siete acusados la pena de seis años de cárcel por crimen organizado y otros seis años por robo agravado; los abogados defensores pidieron las penas mínimas de tres y cinco años de prisión, respectivamente. Los abogados defensores dijeron que apelarán el fallo judicial, porque ninguno de los testigos reconoció a los acusados en juicio.

 

...

Notas Relacionadas