¿Cómo entrenar a tu Pitbull?

Expertos recomiendan formas para adiestrar esta raza de naturaleza cariñosa

Artefamilia

HOY

 

Esto aplica para todos los dueños de amigos peludos y de cuatro patas: La buena educación se aprende en casa y no hay excepción para esta regla, ya sean perritos criollos, pequeños o Pitbulls.

 

Recientemente, esta última raza fue satanizada por un periodista de un canal de televisión nacional, este señalaba que los Pitbull eran agresivos y asesinos sin argumentos de algún especialista.

 

“Los Pitbull siempre han sido marginados por sus características físicas por ser cabezones, chaparros y musculosos, pero contrario a lo que muchos piensan, estas mascotas fueron creadas para ayudar a la sociedad, ya sea para arrear ganado, rehabilitar a niños autistas y guiar a ciegos”, expresa Noel Martínez, médico veterinario.

 

Con estas acciones es equivocado pensar que estos animalitos que también se caracterizan por ser cariñosos traigan la “maldad” en la sangre, pues si un perrito criollo que no luce bonachón se deja amarrado puede volverse agresivo.

 

Es por ello que la clave de todo es la buena crianza. Uno de los principales errores que cometen los dueños o vendedores de perros, sobre todo de razas medianas como Pitbull es separarlos de su mamá antes de los dos meses, exponiendo su salud y futuro.

 

“Su mamá es la que comienza el entrenamiento, pues como está con sus hermanitos entre ellos se muerden y ella es la que los corrige”, expresa Diego Montiel, entrenador canino.

 

Este experto detalla que para entrenar a esta o cualquier otra raza no es necesario el grito o peor aún, los golpes, más bien hay que tener paciencia y sobre todo, corregir con amor.

 

El adiestramiento puede empezar a partir de los tres meses, pues se ha demostrado que entre más temprano sea es mucho mejor, aunque esto no quiere decir que si está entrado en años no se puede hacer, pero eso sí, le llevará más trabajo.

 

El adiestrador recomienda que se le deben dedicar al menos 45 minutos diarios al entrenamiento para que en un período de tres meses el Pitbull sea una mascota con una conducta de 100.

 

COLLAR EDUCADOR

 

Lo primordial que se tiene que conseguir durante el entrenamiento es que el perro demuestre atención. Una de las formas para lograrlo es a través del collar educador, mal llamado “ahorcador”.

 

“El término ahorcador es el más indicado, aunque el collar de ahorque cumple con ese objetivo, más bien es educador”, explica el doctor Martínez.

 

Por su parte, Montiel indica que mucha gente tiene miedo de utilizarlo, pero que es necesario en estas razas, en especial porque la piel de ellos no es como la del ser humano y que la piel los protege.

 

El collar educador es como un lazo que se coloca alrededor del cuello al que se une la correa, una vez que el perro empieza a jalar, este collar se ajusta sobre el cuello, aflojándose cuando lo deja de hacer.

 

Lo más recomendable es que al emplear el collar se utilice una correa de 12 pies. Una vez que salga con él debe dar pasos lentos pero firmes y siempre llevar a su mascota al lado izquierdo.

 

Poco a poco la mascota entenderá que sin golpes o gritos que si no le presta atención a su amo tendrá consecuencias y que todo depende de él.

 

RELACIONADOS

 

En este período también es necesario que se les enseñe a socializar con perros de otras razas y todo tipo de animales. Una forma de hacerlo es a través del olfato, acostando a los animales en trapos y luego colocárselo solo a la mascota que se está adiestrando.

 

“Como es necesario que todas las mascotas socialicen con sus pares desde pequeños, se puede salir a caminar de ellos sin que se vayan viendo porque si los ponés de frente es como que los estás retando, que se dejen llevar solo a través del olfato”, dice Montiel.

 

Para pasar a la otra etapa, el dueño del Pitbull tiene que hacer la primera prueba. Montiel recomienda que este debe irse con unos tenis que no hagan bulla, entonces se empieza a caminar en dirección opuesta, si el perro está atento se percatará y seguirá al dueño, de lo contrario entonces necesita más entrenamiento.

 

Si pasa el examen, su dueño ya puede empezarle a darle órdenes, lo más recomendable es que los comandos sean en inglés porque son monosílabos que las mascotas pueden retener con más facilidades.

 

Algunas de ellas son sit (sentado), down (abajo). Si quiere que aprenda a sentarse con solo mencionar esta palabra lo que debe de hacer es empujarle la base de la cola y mencionarle la orden varias veces para que se le quede grabada. Si hace caso, debe felicitarlo, para que el Pitbull sepa que tendrá recompensa.

 

Una vez que haga caso a las órdenes, la mascota puede salir a la calle sin correa, pero el dueño debe tomar la precaución de llevarla a mano y siempre reforzar lo que aprendió meses atrás.

 

Con estos simples trucos tendrá una mascota de buena conducta que sabrá comportarse cuando salga con su dueño, y recuerde, los Pitbull no son peligrosos, mucho menos asesinos.

 

De acuerdo con Noel Martínez, médico veterinario, los perros de raza Pitbull que pueden vivir hasta 14 años son más predispuestos a padecer problemas de piel, es por ello que necesitan mucha vitamina A, B y D, también omega 3 y 6 que por lo general no llevan los concentrados. Otro padecimiento muy común es la demodicosis canina, caracterizado por ronchas, aparte de la displaxia de cadera porque son perros grandes y por esta misma característica también padecen artritis, sus articulaciones se inflaman y necesitan medicación especial.

 

Dejarlos que se suban al sofá o la cama: Esto permite que se sientan a la misma altura del dueño, cuando es a él que le deben respeto.

 

Darle de comer cualquier tipo de alimentos: La gente acostumbra a ponerles lo que ellos mismos comen. “He visto como algunos le dan chocolates que son tóxicos, o bien huesos, si le van a dar que sean crudos pues cuando están cocinados quedan unas astillas y se les pueden perforar los intestinos”, comenta Diego Montiel, entrenador canino.

 

No darle su lugar a las razas: Montiel expresa que ya hay estatus natural entre razas y que para que no hayan problemas lo más recomendable si hay dos mascotas en la casa servirle la comida primero al grande.

 

Noel Martínez, médico veterinario. Dirección: Bello Horizonte, del tope sur, una cuadra hacia arriba, 20 varas al lago. Teléfono: 2248-2660 / 87069609. Diego Montiel, entrenador canino. Teléfono: 8883-2320.

 

...

Notas Relacionadas