Arte Rupestre

Petroglifos de Chagüitillo: la historia escrita por indígenas

 

 

HOY

 

Un sacerdote que sostiene dos cabezas y la imagen de un cangrejo, son señales de que en la zona de Chagüitillo se hacían sacrificios humanos y de que lo que hoy es el valle de Sébaco, antes era un hermoso lago.

 

Lo anterior se encuentra reflejado en la forma en que nuestros antepasados indígenas escribieron su propia historia tallando sobre piedras, las que pueden apreciarse al visitar el museo precolombino de Chagüitillo.

 

El museo es financiado por un organismo francés que se encarga de su mantenimiento e impulso desde su inauguración en el año 2005.

 

Ubicado en el kilómetro 107 de la Carretera Panamericana Norte. En el museo se encuentran dos salas: una de petroglifos y otra de cerámica precolombina.

 

Ulises Dariel Vallecillo, director del museo, explica que en la sala de petroglifos hay una pequeña muestra de petroglifos homorfos, en forma de animales y antropromofos, en forma de humanos.

 

SANTUARIOS

 

Vallecillo indica que donde el visitante puede apreciar más petroglifos es en los santuarios de Los Venados y Apamico, el primero a 500 metros del museo y el segundo a un kilómetro.

 

De todos los petroglifos, en el santuario de Apamico hay uno que llama la atención y es el “Calendario lunar”, ya que tiene siete círculos que vienen a ser los días de la semana, cuatro cuadrantes detallando las fases de la luna y 13 monos, por lo que al hacer el cálculo hecho por los arqueólogos de 7×4=28×13 da un total de 364 días.

 

El director del museo señala que, según arqueólogos, los petroglifos fueron hechos por indígenas de la etnia Ulúa Matagalpas, lo que se asentaron en la zona de Sébaco y Moyuá que era una de las zonas más pobladas, tal como lo reafirman las crónicas de Oviedo.

 

Pero no solo en la región señalada estaba la presencia de los Ulúa Matagalpa, ya que un medallón que se encuentra en el museo tiene características similares a otro encontrado en zonas más al norte de Nicaragua.

 

Explica Vallecillo que un aproximado de estudiosos calcula que los petroglifos que se encuentran en esa parte del municipio de Sébaco, datan desde los 300 años antes de Cristo a los 1,300 después de Cristo, o sea antes de la llegada de los españoles.

Para llegar

Chagüitillo es una ciudad del municipio de Sébaco que se encuentra en el kilómetro 107 de la Carretera Panamericana Norte. Para llegar, se aborda un bus que vaya a Matagalpa.

El tour para turistas cuesta dos dólares, aumentando a diez dólares si se quiere visitar los santuarios de Los Venados y Apamico.

La distancia entre el museo y los santuarios es de 500 metros para llegar a Los Venados y un kilómetros al de Apamico.

 

...

Notas Relacionadas