Medidas urgentes

Piden que situación del río Coco sea emergencia a nacional

HOY / Nueva Segovia

 

La agonía del río Coco, Segovia o Wanki, el más largo de Nicaragua y Centroamérica, “debería ser tema de emergencia nacional, ya que el impacto en la vida de los seres humanos y en la biodiversidad es enorme”, opinó el ocotaleano José Abelardo Sánchez.

 

Al igual que muchos ocotaleanos que han expresado la relevancia del caso, Sánchez opina que el fondo del asunto es la deforestación, especialmente en la cuenca de los ríos.

 

“Me consta que en la naciente del Coco ya prácticamente no hay vegetación, por la extracción de leña, la ganadería y el corte autorizado o no del pino, ahora ¿vamos a hacer turismo de ríos secos?”, se preguntó.

 

Es desolador el paisaje en la naciente del río Coco, en la comunidad de Las Papayas, municipio de Somoto, y a escasos metros de la frontera con Honduras, donde los pinos son rareza y solo hay charrales y ganadería extensiva. La evaporación del agua del río es inevitable y hay partes donde el agua ya no corre, indicó Sánchez.

 

Veda

 

“¿Cómo es posible que se suspenda la veda de corte de pino en Nicaragua con el enorme despale que ya existe en las montañas y con los ríos secándose?”, se interrogó.

 

Urania Sánchez, de Ocotal, reveló que su mamá prepara un almácigo de 100 árboles de guanacaste, que ya están listos para ser sembrados en cuanto entre el invierno a orillas de la carretera Totogalpa-Ocotal. “Si hubieran 100 mil nicaragüenses que hiciéramos lo mismo, cambiaría muchísimo la situación”, insistió.

 

Gilma Rodríguez Flores consideró urgente “despertar la conciencia dormida de todos y se requiere de una política de Estado y más que eso, de voluntad política para buscar alternativas de futuro de ese hermoso río, que lo fue, y que ahora agoniza”.

 

Piden que situación del río Coco sea emergencia nacional

 

El ambientalista de Jalapa, Agenor Zeledón Moreno, advirtió que “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde” y sugirió como medida inmediata la reforestación y la prohibición en la explotación de los bosques de pino y latífoliadas que quedan en el departamento. “Reforesten y prohíban el despale indiscriminado de las montañas de Dipilto”, añadió.

 

...

Notas Relacionadas