Moral en alto

“El ambiente es más relajado”, dice Erasmo Ramírez

 

Carlos A. Montealto
HOY

Erasmo Ramírez llegó al conjunto de Tampa Bay con la firme intención de pasar la página de su historia con el conjunto de los Marineros de Seattle.

Diferentes publicaciones sobre la rotación de Tampa, señalan al pinolero como quinto brazo con Chris Archer como número uno, seguido de Nata Karm, Jake Odorizzi y Matt Andriese como cuarto.

Erasmo explicó ayer vía facebook que todavía el equipo no se ha decidido si lo enviarán a la colina el viernes, en el arranque de la serie contra los Marlins de Miamia.

“Cuarto y quinto abridor estamos para el mismo día, así que cualquiera puede abrir”, señaló el pinolero. “El equipo no necesitará de un quinto abridor, hasta que regresemos de los juegos de gira”, apuntó el pinolero.

Erasmo afirma estar listo para subir a la colina y demostrar que es capaz de establecerse en un equipo “talentoso y joven”, pero sobre todo que tiene una atmósfera muy distinta a la que lo rodeaba en Seattle.

“Estoy súper animado y listo para cuando me toque lanzar, para ayudar a este equipo que me ha dado el chance”, explicó Erasmo.

Para bien

“Me he encontrado con un ambiente más relajado, todos dejan que uno se prepare mental y físicamente a como uno está acostumbrado. Todos en el equipo tienen derecho a opinar y preguntar sobre cualquier duda, tanto el staff de entrenadores como jugadores te dan respuestas”, afirmó el pinolero.

“Aquí solo tienes que preocuparte por hacer tu trabajo y respetar a los jugadores mayores y más veteranos. Y si hay preguntas, hacerlas”, apuntó el lanzador sureño.

Apenas el inicio

Los lanzadores Alex Cobb, Drew Smayly y Matt Moore, quienes se suponía estarían en la rotación de Tampa Bay, iniciaron la temporada en la lista de lesionados así que el equipo no tiene una idea clara sobre el papel que tendrá Erasmo Ramírez una vez recuperados los lesionados, aunque el presidente de operaciones Matt Silverman dijo que el nica lanzará “entradas significativas”.

...

Notas Relacionadas