Unidos por la fe y el boxeo

“Muchas personas estaban acomodadas con Román González”, dice Carlos Blandón

de`portes2

Rosa Membreño

HOY

Fue una relación que se gesto de un conflicto, la de Román González y su actual apoderado Carlos Blandón, quien asegura haberle abierto los ojos a su protegido, el que ahora, en menos de un año, disfruta de todos los beneficios de su esfuerzo y grandeza algo que antes le era ajeno y motivos de constantes roces con la gente que manejaba su carrera.

En el 2011, el abogado Carlos Javier Blandón Vidaurre apareció en la vida del tricampeón mundial nicaragüense Román “Chocolatito” González, pero nunca imaginó que tres años más tarde se convertiría en su apoderado.

Blandón, quien por asuntos laborales de sus padres nicaragüenses, Leana Vidaurre y Julio Blandón, nació en Panamá el 9 de enero de 1982.

Su camino se cruzó con los de Román en el 2011. Blandón asegura que conoció al “Chocolatito” tras una llamada telefónica.

“A Román solo lo conocía por los periódicos y la televisión, pero en el 2011 un amigo de Román que es policía llamado Juan Vicente Silva, me contactó para llevarle unos juicios al “Chocolatito”. Al inicio era su abogado, luego me pidió asesoría legal y asesoría acerca de su vida en general, orábamos juntos como creyentes en Jesucristo y así fue desarrollándose una amistad”, confesó Blandón, quien se graduó de abogado en la Universidad Americana (UAM).

Y fue en el 2012, que el púgil le manifestó sus intenciones de cambiar de apoderado, concretándose el hecho en julio del año pasado.

LE ABRIÓ LOS OJOS

Blandón tuvo que sumergirse en el mundo del boxeo, para encaminar a otro nivel la carrera de su protegido.

“El reto más grande ha sido que le den a Román el lugar que merece. Antes González viajaba en avión en clase económica, metían a tres o cuatro personas en su cuarto de hotel. Le he enseñado a decir no a una pelea si la bolsa no es lo que él merece. Muchas personas estaban acomodadas con Román, él es bien humilde, pero le enseñé a que abriera los ojos”, explica Blandón.

“Antes le ponían patrocinadores en la calzoneta pero él no veía nada, hoy en día ve esos frutos, tiene un contrato justo con los derechos de televisión, y esos son algunos de los elementos que han hecho que Román surja en la parte económica”, dice el apoderado del “Chocolatito”.

Los planes de González son amplios y Blandón afirma que ayudará a cumplirlos.

“Román me ha dicho quiere conquistar una cuarta corona y ser un empresario una vez se retire del boxeo y él sabe que puede contar conmigo. Sueño con ver a Román de 50 años y con cinco coronas, dando estudios a sus hijos, siendo un empresario. Mi sueño es verlo viviendo como la leyenda que es y como empresario”, finalizó Blandón, quien asegura que hasta el momento no ha tenido ningún conflicto con el “Chocolatito” y que todas las decisiones que se toman, son con la aprobación del capitalino.

...

Notas Relacionadas