Incertidumbre

La construcción del muro perimetral pone nerviosos a los padres de familia

 

Mabel Calero

HOY

Carla Vanegas está angustiada, pues desde la semana pasada le dijeron que la Alcaldía de Ticuantepe pretende cerrar el Centro Educativo Sagrada Familia, en este municipio, donde estudian sus dos hijos en preescolar. El cierre es porque la escuela solicitó permiso a la comuna para construir un muro perimetral.

Con la decisión de cerrar el centro serán perjudicados unos 228 alumnos que las autoridades educativas pretenden reubicar en el colegio público Edelberto Torres en el turno vespertino.

Olga Velásquez, directora del centro, aseguró que la Alcaldía les propuso dos opciones: botar el muro y volverlo a levantar o hacer un muro paralelo al existente, pero que en ambas opciones los directivos del centro escolar debían de reubicar a los alumnos y a nueve familias que habitan alrededor de la escuela.

“La Alcaldía aduce que el muro está sin zapata, sin columna, que está al borde de caerse, ellos hacen un estudio y nosotros hicimos el nuestro y después de muchos desgastes ellos nos dicen que el centro se va a trasladar a la escuela pública Edelberto Torres”, dijo Velásquez.

Mientras tanto, los padres de familias dicen que no están dispuestos a trasladar a sus hijos a un colegio público en turno vespertino, porque traerían inestabilidad a los mismos.

...

Notas Relacionadas