La obra del Leonor

Comerciante ayuda a los jóvenes en riesgo.

 

Rosmalia Ann González
HOY

Leonor Pérez aceptó al Señor cuando tenía 46 años, mientras su mamá sufría por una úlcera gástrica. De ese tiempo para acá, descubrió que su misión es ayudar a sus semejantes, especialmente a los chavalos del Oriental.

Esta comerciante de 54 años, quien aparte de predicar el evangelio en la iglesia Dios es el Poder, Salmos 62:11, alquila carretones. Gracias a ese ingreso y la ayuda de los vendedores de los alrededores es que puede llevar a cabo las obras sociales.

Una de sus primeras tareas fue tenderle una mano a los jóvenes que andaban en las drogas y oliendo pega. “Me ponía tan triste al ver cómo los jóvenes y niños desperdiciaban su vida en esos malos pasos, tenía que hacer algo para sacarlos de ese mundo”, comenta Pérez.

Ella cuenta que poco a poco los chavalos se fueron acercando y hoy suman 14, que se reúnen todos los jueves en la iglesia situada cerca del Cine México, donde escuchan la palabra de Dios para no volver a cometer los errores del pasado.

Uno de los jóvenes que al inicio tuvo temor es Darwin Martínez. Leonor recuerda que la primera vez que llegó a la iglesia Martínez andaba en malos pasos y usaba el cabello largo, pero según él, eso no volverá a repetirse.

Luego Leonor decidió que también debía ayudar a los chavalos que aún no tienen su cédula, entonces se alió con el Distrito Cuatro de la Alcaldía de Managua para agilizar el trámite.

En grande

Paralelo a esos proyectos, esta marchantita también tiene pensado con ayuda de la Policía del Distrito Cuatro brindar becas para los jóvenes del Oriental, por el momento están 19 chavalos dispuestos a aprender un oficio. Entre las carreras están mecánica, belleza y boxeo.}

Pero el sueño más grande de Leonor es la construcción de un centro de rehabilitación, al que llamará Emmanuel, en honor al pasaje de la Biblia donde señala que la Virgen quedará en cinta y dará a luz un hijo al que le pondrá ese nombre, que traducido, significa: “Con nosotros está Dios”.

En el centro se tiene pensado albergar a 100 jóvenes, donde se impartirán carreras técnicas, habrá atención psicológica, una clínica, además que se hablará de la palabra de Dios.

Por el momento no se conoce la fecha de la construcción, pero Leonor dice que “con la gracia de Dios lo van a lograr”.

...

Notas Relacionadas