Fuerza inesperada

Alexander Hernández de productor de rosquillas a jonronero en el Beisbol Superior.

HOY/Rosa Membreño

 

Cada vez que Alexander Ramón Hernández, del equipo de Jinotega, se dirige al cajón de bateo, las miradas están puestas sobre él.

Y es que Hernández, junto con el experimentado Esteban Ramírez, de León, suma cinco jonrones, la máxima cifra registrada hasta este momento en el Campeonato Nacional de Beisbol Superior.
“Estoy asustado, no me lo esperaba”, dice Hernández, de 32 años de edad y quien desde los 8 años practica beisbol.

Fue hace tres años que Hernández, nacido en Ciudad Darío, inició a jugar en el campeonato.
“En mi primer año con Jinotega conecté dos cuadrangulares, el año pasado siete y ahora llevo cinco. No sé cuántos jonrones conectaré, pero no pienso en eso, solo en ayudar al equipo y en chocar bien la bola, pero espero seguir con buena salud”, explica Alexander, quien desde pequeño se fue a vivir a Jinotega.

Esforzado

Alexander proviene de un hogar humilde, cuyo principal soporte ha sido su mamá Balvina Hernández, a quien le ayudó a preparar rosquillas, un producto que vendió su progenitora por 30 años.

Pero las limitaciones no fueron obstáculo para Hernández, quien aprovechó cada oportunidad para ganarse la vida de manera honrada y durante diez años se desempeñó como vendedor de productos varios, los que ofrecía de puerta en puerta como “semanero”.

“A mi madre le debo todo lo que soy. Nos crió sola a mis hermanos y a mí y desde hace seis años ya no vende, sino es ama de casa porque le ayudamos ahora con el sustento del hogar”, dice emocionado Alexander, casado y padre de dos niñas.

Según las estadísticas del torneo hasta el 17 de marzo, Alexander resumía promedio de .345, con 16 carreras producidas en su cuenta.

El artillero del conjunto de Jinotega, además resume cuatro dobles con 30 hits disparados en 87 turnos al bate, con nueve ponches recibidos.

...

Notas Relacionadas