Rivas: mucho que contar

Un paseo en coche de caballos por la Ciudad de los Mangos

 

Jessly Obando G.
HOY

Para los turistas nacionales y extranjeros, el realizar un paseo en coche jalado por caballos es casi que un gusto que solo pueden darse en dos ciudades: Granada y Masaya, sitios donde tradicionalmente se han ofrecido.

Sin embargo, en Rivas, esa sureña ciudad de los mangos, también se puede disfrutar de esta experiencia. El recorrido por los puntos más importantes dura aproximadamente 35 minutos, tiempo en el que además podrá detenerse para tomar una que otra fotito.

Recorrido

La gira inicia en el mercado municipal, que es el sitio donde se parquean los cocheros, de ahí se parte hacia el Museo de Antropología e Historia, fundado en 1975.

Luego hará algunas paradas técnicas en El club de leones, la antigua estación del tren, el viejo mercadito, el antiguo cuartel, la Calle de los Millonarios y por supuesto las dos iglesias, la de San Pedro y San Francisco.

En esta última se encuentra grabado el rostro de un indígena que aparenta estar viendo la iglesia de San Pedro y ha desatado una serie de leyendas en la ciudad.

“La gente dice que como cuando los españoles vinieron y querían convertir en católicos a los indígenas, ellos quedaban viendo para otro lado, por eso pusieron esa cara ahí, viendo para otro lado que no fuera la puerta”, comenta don Domingo Pérez, quien tiene 35 años ganándose la vida como cochero.

Historias de pueblo

La gira también incluye una pasadita por las ruinas de la antigua escuela de señoritas de Rivas, donde en aquellos tiempos estudiaba la gente adinerada del municipio.

“Y allí era el mercadito. Aquí la gente abría desde las 4:00 de la madrugada, ya a esa hora estaban todos los canastos de frutas y el alboroto. Ahora ya no hay gente adentro porque es peligroso y la Alcaldía dejó ahí una parada de microbuses”, explica don Domingo.

Donde un día fue la estación del tren, hoy está la estación de bomberos, pero las anécdotas sobre el trajín de aquel entonces aún siguen vivas en la memoria de las personas mayores.

Otra anécdota simpática es la de la Calle de los Millonarios, llamada así porque en sus inicios solo las familias más pudientes levantaron sus casas en ese sector.

Mientras se realiza el paseo y el cochero se detiene para contar las particularidades y anécdotas de cada sitio, el turista también puede disfrutar de una escena dulce y colorida.

Es común encontrarse con camionetas llenas de mangos, melones, sandías, naranjas y otras frutas de temporada en las diferentes calles de la ciudad. El olor a miel de frutas inunda al menos una media cuadra.

Y si es por el dinero, no se preocupe, el viajecito le cuesta en promedio unos sesenta córdobas (si van dos personas); pero si usted lo desea puede reconocerle un poco más al cochero, después de todo los caballitos tienen que mantenerse sanos y alimentarse bien.

Durante el viaje puede aprovechar la charla para preguntarle a los cocheros cuáles son los mejores sitios para comer y los lugares más económicos para quedarse a dormir y de paso darse una vuelta por una de las tantas playas que se encuentran en ese maravilloso departamento.

 

Brújula

Rivas está ubicada a 111 kilómetros al sur de Managua, sobre la Panamericana. Si va a llegar en bus, puede tomarlo en el Mercado Roberto Huembes y bajarse en la terminal de la ciudad, que queda en el propio mercado. El costo del pasaje en el interlocal es de C$60 y el ruteado C$48.

...

Notas Relacionadas