Hágalo por su bien

La castración trae múltiples beneficios a las mascotas del hogar.

Hazell Flores

HOY

Probablemente en algún momento de su vida se ha despertado al escuchar golpes, correderas y gritos en su techo. Estos son causados por los gatos en celo, lo que muchos no saben es que el problema encuentra su fin con la castración o esterilización.

Esta es una de las decisiones más importantes que debe tomar por el bien de su mascota, y es necesario que empiece a valorarla desde que llega al hogar, puesto que podría llegar a significar que ese peludito que tanto ama lo acompañe por más tiempo.

No debe tener miedo de castrar a su perrito o gatito, ya que la cirugía, aunque conlleva riesgos menores es bastante sencilla y rápida, y gracias a esta les puede garantizar una mejor salud.

“La castración o esterilización no es más que la extirpación de las gónadas reproductivas, en los machos los testículos y en las hembras los ovarios, y en este caso también el útero. Para hacer esto se utiliza anestesia general, así que la cirugía no implica dolor”, comenta Noel Martínez, veterinario.

La cirugía en los machos puede tardar alrededor de 10 minutos, es la más sencilla, puesto que los testículos son más fáciles de extraer, y la de las hembras tarda unos 20 minutos porque deben abrir para sacar los ovarios.

Importante

En sus mascotas, después de que son castradas o esterilizadas, podrá encontrar mayor felicidad, y ellos ni siquiera sentirán que les han quitado algo, se mantendrán más cerca del hogar, previniendo que les suceda algo en la calle.

“Hay estudios que prueban que la castración garantiza unos dos años de vida encima del promedio de expectativa que tienen las mascotas. Cuando el perro o el gato que tiene no fue llevado al hogar con fines reproductivos puede ser castrado después de los seis meses”, explica Martínez.

Con la esterilización tendrá mucho más que ganar, su mascota será más tranquila, de hecho, esta es la solución para acabar con las conductas agresivas, ya que una vez que son castrados dejan de producir testosterona, y su comportamiento mejora.

El marcaje de territorio, propio de los perros llega a su fin, puesto que dejarán de sentir la necesidad de orinar en todos lados. Por otro lado, también eliminará la posibilidad de que lleguen a padecer cáncer de mama, y en los perros el de próstata.

No más celo

Una vez que se les extraigan los testículos y ovarios los animales dejarán de entrar en celo, con lo que se acabará la necesidad de los perros y gatos de andar buscando una hembra.

“Inclusive hasta se evitan accidentes, aquí han venido muchos gatos casi muertos porque pelean por hembras y algunas veces se caen de los techos, y hasta hay personas que molestas por el ruido les tiran piedras, les echan agua caliente, o hasta los envenenan y eso se puede evitar castrándolos”, finaliza.

Recuerde que su gato no se sube a su propio techo, sino al del que pertenece a su vecino, y cuando anda en la calle usted no podrá garantizarle la seguridad.

Con la castración también ayudará a controlar la población de animales callejeros, que no tienen quien los cuide y que en muchos casos son hasta víctimas de maltrato.

...

Notas Relacionadas