Ceguera por heces de perro

Cada año unos siete niños pierden un ojo por heces de perro en Costa Rica.

ScreenShot022

HOY/EFE

Cada año unos siete niños pierden la vista de un ojo debido a los parásitos en las heces de los perros que se encuentran en las áreas recreativas y parques de Costa Rica, informó hoy una fuente local.

Un estudio realizado por la escuela de Medicina Veterinaria (EMV) de la Universidad Nacional (UNA) entre el 2013 y el 2015 reveló que un 84 % de las heces recolectadas tiene parásitos zoonóticos que se transmiten a las personas, provocando enfermedades como problemas digestivos, cutáneos, nerviosos y oculares.

“La presencia de perros callejeros y con dueño en parque representan un recurso de contaminación, provocando problemas ambientales y de salud pública. Las personas deben entender que tener mi perro saludable no significa que esté exento de parásitos”, manifestó en conferencia de prensa la investigadora de la EMV, Ana Jiménez.

La experta recalcó que los parásitos pueden “sobrevivir por mucho tiempo en el suelo y son muy resistentes”, por lo tanto, si el perro defeca y el dueño no recoge las heces se contamina el ambiente y en el invierno se agrava la situación.

Para Jiménez el elevado porcentaje de parásitos encontrados pone en evidencia que existen fallas importantes en las medidas preventivas de estas infecciones.

El médico oftalmólogo del estatal Hospital Nacional de Niños, Joaquín Martínez, afirmó que cuando los niños están en el parque muchas veces se sientan en el suelo, juegan con la tierra y se llevan las manos a la boca, provocando el ingreso del parásito al organismo.

ScreenShot024

Datos brindados por Martínez indican que el Hospital recibe unos siete niños al año afectados por estos parásitos y que en un 93 % de los casos han sufrido la pérdida total de la vista en un ojo.

Las autoridades hicieron un llamado para que las personas dueñas de mascotas recojan las heces con palas y bolsas plásticas, desparasiten a los animales y controlen la presencia de pulgas y garrapatas.

A raíz de estos datos, la UNA impulsa una campaña de información, prevención y educación en distintos espacios públicos del país bajo el lema: “Si mi perro hace su necesidad, yo la desecho por educación”.
El muestreo del estudio fue realizado los domingos en 15 parques recreativos ubicados en las siete provincias de Costa Rica.

Un 38,2 % de las muestras fueron tomadas de las heces que se recogieron directamente del perro con su dueño, mientras que el resto se tomó del suelo.

A los propietarios de perros en los parques se les aplicó una encuesta para recopilar información sobre la mascota y conocer prácticas de control de parásitos.

...

Notas Relacionadas