No pierde esperanzas

Johan Santana quiere volver a lanzar como lo hizo en sus mejores momentos.

HOY/AP
Cuando el venezolano Johan Santana entró al vestidor de los Azulejos de Toronto por primera vez, la mañana del sábado, lo esperaba una sorpresa en su casillero.

Pegada en la esquina inferior izquierda, justo debajo de su jersey azul con el número 57 y su gorra, estaba una fotografía del festejo de Santana tras su juego sin hit con los Mets de Nueva York en junio del 2012, uno de los mejores momentos de su carrera.

“Sé quién lo hizo”, dijo el zurdo con una sonrisa.

Fue su buen amigo y receptor suplente con Toronto, Josh Thole, compañero de batería en la gema de 134 picheos aquella noche en Citi Field, el único juego sin hit en la historia de los Mets.

Para Santana, luego de dos operaciones en el hombro de lanzar y un desgarre en el tendón de Aquiles sufrido en sucursales de Baltimore en junio pasado, la fotografía sirvió como un emotivo recordatorio de su brillante pasado.

A dos semanas de cumplir 36 años, esas son las alturas a las que quiere regresar Santana, dos veces ganador del Cy Young de la Liga Americana con Minnesota.

...

Notas Relacionadas