La visita al dentista le salvó la vida

Una niña de 11 años visitó al dentista para su limpieza rutinaria, la asistente de la dentista noto algo extraño en el rostro de journee.

HOY/ es-us.noticias.yahoo.com / Estados Unidos

Las visitas al dentista no son lo que uno planea con mayor entusiasmo y a veces no son precisamente agradables. Pero son necesarias y, en algunos casos, incluso acaban salvando la vida del paciente de formas insospechadas.

Journee Woodard es una niña de 11 años que vive en Oklahoma. Ella acudió, a su visita rutinaria con el dentista para que le hicieran la necesaria limpieza de los dientes y revisar otros posibles detalles que requiriesen atención. Pero mientras eso sucedía, la asistente de la dentista notó algo extraño en el rostro de Journee. Y no era en sus dientes, o en ninguna parte de su boca, sino en sus ojos.

A partir de allí comenzó una complicada jornada para la niña.

Lo que notaron en los ojos de Journee fue un tono amarillento, algo que no parecía normal. El dentista le recomendó a la madre de la niña llevarla a ver a un médico. Unos días después, la visita al doctor reveló un problema grave: tras practicarle varios exámenes hallaron un gran tumor en el hígado y el páncreas de la niña, según los propios padres cuentan en una página del portal YouCaring.com, creada para recaudar fondos que ayuden a pagar los gastos médicos del tratamiento que Journee requiere.

Fue necesaria una intervención de emergencia. La niña fue operada en una cirugía que duró nueve horas e implicó remover partes de varios órganos, el páncreas, el estómago, la glándula biliar y el intestino. Al parecer el estado de la niña aún es delicado, pero estaría ya en proceso de recuperación inicial a falta de que se den a conocer los resultados del examen sobre la naturaleza de ese tumor, para que los médicos definan si es necesario operarla nuevamente, o someterla a otros tratamientos en el futuro.

En todo caso, Journee permanecerá por un tiempo en el hospital y sus padres han pedido, vía su página en YouCaring.com, ayuda para los gastos, pues ninguno de sus empleos les ofrece tiempo libre pagado para poder atender a su hija y se encuentran sin ingresos. A la fecha ya se han reunido casi $11,000 de los $12,000 solicitados gracias a las aportaciones de más de 200 personas.

La visita rutinaria al dentista resultó, así, salvadora para Journee, pues quizá de no haberse enterado entonces de la existencia del tumor, éste pudo haber avanzado aún más y causar complicaciones graves. Y aunque aún falta tiempo para que ella se recupere por completo, el deseo es que sus dientes se muestren, muy pronto, con una enorme sonrisa.

...

Notas Relacionadas