Bomberos convirtieron a mujer paramédico en esclava sexual

Según la denuncia, la encadenaban y la ponían a ladrar como perro

925-620-282
Filadelfia.- Una mujer paramédico del Departamento de Bomberos de Filadelfia presentó una denuncia que involucra a varios de sus compañeros, a los que acusó de convertirla en su esclava sexual.

La mujer, cuyo nombre no se reveló, fue abusada por una docena de paramédicos, bomberos y altos mandos, quienes presuntamente la videograbaron desnuda, dentro de una instalación.

La mujer es observada en el video portando una cadena de perro y ladrando, además de que otro de los empleados acusó que fue “compartida” entre todos los acusados “como si fuera un pedazo de carne”, según un testigo.

Fue muy conocido dentro del departamento que ella intentó quitarse la vida”, dijo una fuente familiarizada con el caso al Philadelphia Daily News, “pero aun así continuaron abusando de ella”.

La Oficina del Inspector General presentó su reporte final la semana pasada, en el cual recomendó castigar a varios empleados así como despedir a otros que tuvieron encuentros sexuales con la mujer, algunas veces dentro de instalaciones, así como en vehículos del departamento en varias partes de la ciudad.

El video donde se observa a la mujer desnuda, con un collar y ladrando como perro, fue compartido entre sus compañeros, según el diario.

El escándalo se desencadenó el año pasado cuando la empleada del departamento hizo saber a sus superiores de los encuentro sexuales.

Los superiores pidieron a la paramédico que denunciara la identidad de los hombres con los que tenía relaciones sexuales o sería despedida. Al temer lo último, dio los nombres y luego contrató a un abogado que presentó una denuncia por acoso.

Por meses, los hombres del Departamento de Bomberos describieron a la mujer en chismes y mensajes de texto como una paramédico que quería estar con la mayor cantidad de hombres posibles, pero otros afirmaron que la joven estaba en problemas y era vulnerable.

No fue como una especie de orgía, algo que ella quisiera hacer, algo consensual”, dijo una fuente al Philadelphia Daily News. “Ellos la compartían como si fuera un pedazo de carne. Estaba muy asustada”.

El actuar de los compañeros de la joven fue calificado como “un asunto muy malo” por el excomisionario Lloyd Ayers a principios de esta semana. Ayers dirigió el departamento durante el tiempo en que ocurrieron los encuentros sexuales pero se retiró en junio.

Algunos de los bomberos acusados ya se retiraron de servicio. La investigación sobre el caso continúa.

...

Notas Relacionadas