Nueva York supera tormenta de nieve

La tormenta que se esperaba en Nueva York, fue menos intensa de lo pensado.

HOY/ Tomado de EFE / Nueva York

La ciudad de Nueva York superó con éxito una tormenta de nieve que se pensaba iba a ser peor, gracias a unas medidas especiales que para muchos pudieron parecer exageradas.

El temporal se desató con fuerza antes de la última medianoche, afectando a cerca de 30 millones de personas de la costa noreste de Estados Unidos, desde el estado de Nueva Jersey hasta el de Maine, en la frontera con Canadá.

Pero la preocupación se centró en Nueva York, la ciudad más poblada del país, el principal centro financiero mundial y sede de Naciones Unidas, cuyas reuniones tuvieron que ser canceladas el lunes por la tarde, aunque Wall Street siguió operando normalmente.

“Lo peor ya ha pasado”, afirmó en una rueda de prensa el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, al hacer un balance de una tormenta que golpeó en la ciudad con un impacto que fue “la mitad de lo que se había proyectado”.

De Blasio, y previamente el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ambos del Partido Demócrata, defendieron las medidas especiales adoptadas para hacer frente al temporal, como la prohibición de la circulación de vehículos en la ciudad y en otros condados.

Pero una de las decisiones más criticadas en los medios de comunicación fue la suspensión de las operaciones del metro de Nueva York, el principal motor de la ciudad y que transporta a diario seis millones de personas.

Es la primera vez que a causa de una tormenta de nieve cierra el metro de Nueva York, que sólo es subterráneo en el 40 % de su recorrido, por lo que en el resto queda expuesto a los elementos meteorológicos.

Sí han quedado suspendidas las operaciones en el metro por desastres mayores, como el huracán Sandy (2012), que causó un centenar de muertos en Nueva York y en Nueva Jersey, y en 2011 con el huracán Irene, que dejó medio centenar de muertos en la costa este del país.

...

Notas Relacionadas