Al menos cuatro rehenes han muerto tras el asalto de fuerzas especiales francesas

Aunque el asalto ha concluido en la zona sigue desplegado un amplio dispositivo policial.

 

HOY/ Tomado de elmundo.es

Francia

Al menos cuatro rehenes han muerto tras el asalto de fuerzas especiales francesas en un supermercado judío de Porte de Vincennes, al este de París, informa la agencia Reuters citando a la policía.

En el interior del local se han escuchado al menos cuatro ráfagas de arma automática y gritos de “al suelo” durante la operación, que ha permitido la liberación de cinco de los retenidos. Dos policías han resultado heridos en el interior de la tienda de comida ‘kosher’, aunque sus vidas no corren peligro. Numerosas ambulancias se han posicionado en las inmediaciones del local.

Aunque el asalto ha concluido en la zona sigue desplegado un amplio dispositivo policial. Los secuestradores, según los datos facilitados por la policía son, Amedi Coulibaly, de 32 años, y Hayat Boumeddiene, de 26. Coulibaly ha fallecido durante la operación policial. Llevaba consigo dos armas automáticas. Boumeddiene habría conseguido escapar, según la CNN. La gendarmería había alertado de que ambos iban armados y estaban considerados muy peligrosos

Coulibaly había demandado la liberación de los yihadistas atrincherados al nordeste de París y había amenazado con “un baño de sangre” si no se cumple su exigencia.

El secuestrador, de raza negra y originario de la localidad de Juvisy-sur-Orge, en el departamento de Ossone (región Île-de-France), también había mencionado la operación francesa lanzada en Mali tras la guerra en ese país africano y había admitido querer vengar a sus hermanos musulmanes, según ha difundido el canal RTL. Los negociadores que establecieron contacto con el captor quedaron impresionados por su tranquilidad pese a la situación de maxima tensión. “Está asombrosamente calmado”, ha revelado Georges Brenier, periodista de la mencionada cadena.

Coulibaly fue condenado en diciembre de 2013 a cinco años de prisión por intentar ayudar a escapar al islamista Smaïn Aït-Belkacem, un antiguo miembro del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino que cometió un atentado en la estación de tren del Museo de Orsay en París en 1995, con 30 heridos.

Ese caso uniría los nombres de Coulibaly y de Chérif Kouachi, el menor de los dos hermanos presuntos autores de la matanza en Charlie Hebdo, quien estuvo relacionado también con el intento de evasión de Smaïn Aït-Belkacem y fue detenido por él, aunque finalmente fue puesto en libertad sin cargos.

...

Notas Relacionadas