Incendio en barrio capitalino deja pérdidas cuantiosas

Cansados y aún conmocionados amanecieron los miembros de una familia que la noche del 7 de diciembre vieron arder su vivienda

FUEGO2
Edición digital
Yaosca Reyes
HOY
Cansados y aún conmocionados amanecieron los miembros de la familia Gómez López, quienes habitan en el Barrio Jonathan González y vivieron momentos de angustias el domingo por la noche al ver su casa ardiendo, mientras media capital se desbordaba en las celebraciones de la gritería.
Julieska Gómez López cuenta que estaba en compañía de su hermanito y su novio a la hora que empezó el incendio. Eran exactamente las 7:00 p.m.
“Mi hermanito estaba en su cuarto jugando con un encendedor. Pero yo se lo llegué a quitar. Al parecer estaba jugando con algo y lo dejó encendido. Así que nos fuimos a comprar una comida y cuando regresé miré que del cuarto salía un olor a humo, cuando fuimos intentamos apagar el fuego, pero no pudimos…entonces un televisor que estaba en el cuarto explotó”, cuenta la joven, quien en horas del incendio tuvo que ser trasladada a otra casa porque sufrió un alteración de nervios.
Gómez, junto a su hermanito y su novio salieron de la casa y pidieron auxilio a los vecinos, quienes asistieron a su llamado y empezaron a trabajar para evitar que el fuego se expandiera. También fueron los encargados de llamar a Benemérito Cuerpo de Bomberos.

Pérdidas cuantiosas

Valentina López Ruíz, dueña de la casa, madre de Julieska y el otro menor, recibió la noticia del incendio de su casa cuando hacía un mandado. Entre nervios y desesperación llegó a la casa y a esa hora ya estaba en el sitio el Benemérito Cuerpo de Bomberos.
López señala que las pérdidas ascienden a 14 mil dólares. Entre las pertenencias que se quemaron se cuentan dos televisores, una cama, un sofá, una cómoda, ropas, zapatos, cielo razo, cerámica, cocina, conexiones eléctricas, puertas, ventanas, entre otras. El fuego casi acaba con todo.
“Lo más importante fue que nadie salió herido, ni quemado. Y que mi casa no se quemó gracias a la ayuda mis vecinos y los bomberos”, dice doña Valentina.
El Capitán Gabriel Fuentes, del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua, fue quien estuvo a cargo del grupo de voluntarios que asistieron al sitio a apagar el incendio.
“Luego de recibir la llamada enviamos dos autos cisterna al sitio, con 16 compañeros bomberos… El trabajo de control y extinción del fuego nos costó casi dos horas”, señala el Capitán Fuentes, quien agrega que siguen investigando qué fue lo que provocó el incendio
Según los datos del Benemérito Cuerpo de Bomberos tres cuartos de la casa se quemaron, uno quedó destruido totalmente, y los otros dos de forma parcial.
Una unidad de la Cruz Roja Nicaragüense se presentó en el sitio y atendió a una muchacho habitante del barrio, quien ayudaba a la familia afectada a apagar el fuego. El joven inhaló mucho humo y se desmayó dentro de la casa. Los Bomberos y Cruzrojistas lo auxiliaron y atendieron.
FUEGO3

...

Notas Relacionadas