Huelga en los puertos del Caribe de Costa Rica

Protesta por la futura construcción de una terminal privada, cumplió hoy su cuarto día sin que se visualice una solución

 

HOY/ ACAN-EFE

San José

La huelga en los puertos del Caribe de Costa Rica en protesta por la futura construcción de una terminal privada, cumplió hoy su cuarto día sin que se visualice una solución, pero las autoridades aseguran que los servicios se están brindando con normalidad.

La Junta Administradora de los Puertos de la Vertiente Atlántica (Japdeva), que contrató personal local y extranjero ante la huelga, afirmó hoy que mantiene los servicios con normalidad, dando prioridad a los barcos con carga perecedera.

El Ministerio de Seguridad, que desde el pasado miércoles tomó el control de los puertos de Moín y Limón, en la provincia de Limón (Caribe), informó de que los cruceros con turistas han atracado normalmente.
Además, el ministerio ha dado cuenta de algunos disturbios en comunidades de Limón, que al parecer no están relacionados con la huelga.

Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado la Fuerza Pública detuvo a dos sujetos como sospechosos de movilizar llantas que iban a ser quemadas en bloqueos de carreteras y les decomisó una vagoneta.

En la zona se ubican desde el pasado miércoles unos 200 policías que han intervenido por las noches para deshacer bloqueos de carreteras, operativos en los que han detenido a una decena de personas, algunos de ellos con antecedentes delictivos.

La huelga del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) inició el pasado miércoles, unos días después de que la Sala I no encontrara irregularidades en el contrato firmado en el 2011 entre el Estado y la empresa holandesa APM Terminals para la construcción de un puerto de 1.000 millones de dólares.

Según el sindicato, una cláusula del contrato le otorga un “monopolio ilegal” a APM en la carga y descarga de contenedores, lo que dejaría casi en la quiebra las terminales estatales.

Sin embargo, el Gobierno ha dicho que eso no es cierto, ya que lo que el contrato estipula es que APM se encargará de atender los barcos que únicamente transporten contenedores, mientras los de carga mixta seguirán llegando a los puertos estatales.

Tanto el sindicato como el Gobierno se mantienen firmes en sus posiciones.

Sintrajap ha dicho que seguirá en huelga hasta que el Gobierno acepte renegociar la cláusula con la compañía holandesa, mientras el presidente del país, Luis Guillermo Solís, ha manifestado que eso está descartado y que no hay espacio de negociación con el sindicato.

El gobierno también espera la resolución de un tribunal de trabajo a una solicitud para que la huelga sea declarada ilegal.

Solís aseguró el viernes que respetará el contrato firmado con APM, pues ha sido refrendado por los órganos fiscalizadores del Estado y por Tribunales que han descartado irregularidades.

Para que el puerto se comience a construir solo hace falta que la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) se pronuncie sobre el estudio de impacto ambiental presentado por la empresa, para lo cual tiene plazo hasta marzo próximo.

...

Notas Relacionadas