El Madrid tumba 3-1 al Barcelona

Los blancos empezaron perdiendo tras un gol de Neymar a los cuatro minutos, pero tantos de Cristiano Ronaldo (35), Pepe (50) y Karim Benzema (61) dieron la vuelta al resultado

juego1

 

 

HOY/ AP

España

Queda mucho aún para que la liga española tenga un claro favorito al título, pero el Real Madrid mejoró ostensiblemente sus credenciales el sábado, cuando venció 3-1 al líder Barcelona y se acercó a un soplo de su acérrimo rival en la clasificación.

Los blancos empezaron perdiendo tras un gol de Neymar a los cuatro minutos, pero tantos de Cristiano Ronaldo (35), Pepe (50) y Karim Benzema (61) dieron la vuelta al resultado y rompieron el invicto de los azulgranas en el campeonato, que siguen comandando con 22 puntos.

El Madrid, vencedor en sus últimos nueve cotejos incluyendo la Liga de Campeones, escolta con 21 unidades.

“No perdimos la cabeza tras el gol encajado. Seguimos con nuestra idea y quisimos ganar el partido. Tengo un equipo serio que entiende lo que es el sacrificio”, se felicitó el técnico ganador, Carlo Ancelotti.

El uruguayo Luis Suárez al fin debutó con el Barsa tras cumplir cuatro meses de la sanción impuesta por la FIFA y dejó buenas sensaciones, aunque el argentino Lionel Messi se fue de vacío del estadio Santiago Bernabéu, incapaz de marcar el tanto que le hubiera significado igualar el récord histórico de Telmo Zarra (251) en la liga española.

“Lo teníamos controlado. Uno siempre quiere debutar con victoria pero no pudimos convertir. Hay que pasar página. Seguimos un punto arriba”, subrayó Suárez.

A su vez, el chileno Claudio Bravo vio truncada su racha de ocho partidos sin permitir un gol, el mejor arranque de la historia en la liga española, al encajar el tanto de Cristiano, quien sumó su undécimo partido seguido marcando y se afianzó como máximo cañonero del torneo con 16 dianas.

“El equipo ha estado increíble en todas las líneas. Pese a ponernos abajo tuvimos las ideas muy claras de querer dominar el partido y mantuvimos la posesión”, comentó el zaguero madridista Sergio Ramos.

“Era un día para disfrutar. Manejamos bien los tiempos y estuvimos acertados de cara a gol”.

El clásico inició a todo tren y la primera parada fue el gol de Neymar, quien presentó su tarjeta de la mejor manera: control de un pase horizontal de Suárez ante la tibia defensa de Dani Carvajal y perfil hacia el balcón del área, dejando atrás también a Pepe y soltando un derechazo letal de colocación, junto a la base del poste izquierdo de Iker Casillas.

Las noticias eran inmejorables para el Barsa, que se congratulaba de la primera asistencia de Suárez y la activación del brasileño, excelente recurso para el juego largo.Pero el Madrid respondió con rabia al tanto encajado y se lanzó al abordaje.

La referencia en ese primer arrebato fue Benzema, quien forzó la intervención de Bravo antes de cabecear un centro de Cristiano al travesaño.Sin duende de cara al arco, el Madrid se tomó un pequeño respiro que Messi aprovechó para rematar de primeras otro excelente pase desde la derecha de Suárez, aunque Casillas salvó el mano a mano.

El Barsa empezaba a controlar el ritmo del encuentro, con el argentino un paso más retrasado, pero fue entonces cuando Gerard Piqué interceptó con el brazo un pase de Marcelo en el área azulgrana; y Cristiano convirtió el penal engañando a Bravo, batido por vez primera en el campeonato.

“Es verdad que la toco, pero no puedo hacer desaparecer la mano”, se defendió Piqué. “Allí el partido ha cambiado. Luego nos metieron el segundo de estrategia y fue un descontrol”.

Ambos contendientes alcanzaron el descanso con paridad en el marcador, aunque el dominio de la escena parecía pertenecer por poco al equipo de Luis Enrique, más rico en matices que un Madrid algo retórico en sus arrancadas al contragolpe.

La zurda de James Rodríguez intentaba ofrecer algo de pausa a los blancos, aunque el área de influencia del colombiano era limitada en banda derecha, desde donde originó la cabalgada productora del tiro de esquina que lanzó Toni Kroos y cabeceó a gol Pepe, picado, imparable para Bravo.

...

Notas Relacionadas